POR FIN FIRMÓ MATURANA...

POR FIN FIRMÓ MATURANA...

Tres días después de llegar a Ecuador para asumir la dirección técnica de la selección nacional mayor de fútbol, el colombiano Francisco Pacho Maturana estampó su firma en un contrato que le vincula con la Federación Ecuatoriana de Fútbol hasta que concluyan las eliminatorias para el Mundial de Francia-98, señaló ayer un portavoz de la entidad.

05 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Eso tranquilizó a la afición ecuatoriana, que fue sorprendida hace dos semanas por el intempestivo anuncio de que Maturana sería el nuevo entrenador del equipo tricolor, luego de que el mismo estratega había rechazado el cargo en diciembre último.

Al fin firmó Maturana , comentó un aficionado, quien al mismo tiempo mostró preocupación por la demora de la FEF en conseguir un técnico para la selección ecuatoriana.

El último fue el montenegrino Dussan Draskovic, que dejó el puesto en diciembre de 1993.

Entre tanto, el criollo Alfredo Encalada asistente de Pacho anunció que en las próximas horas presentará la nómina de una preselección a consideración del colombiano para empezar a practicar en conjunto con miras a definir al plantel oficial.

Encalada apuntó que el precombinado tendrá como base a la mayoría de jugadores que integraron el plantel que participó en la Copa América de Ecuador-93 y las clasificatorias suramericanas para el Mundial de Estados Unidos-94, varios de ellos considerados viejos para seguir defendiendo los colores del país.

Maturana dirigirá a Ecuador en la Copa América de Uruguay-95, en julio próximo, y luego en las eliminatorias rumbo al Mundial de Francia-98.

El estratega colombiano es uno de los responsables de que el fútbol colombiano hubiera saltado en la década pasada y en comienzos de esta a la palestra internacional como uno de los mejores y más técnicamente dotados.

Maturana, nacido en el departamento colombiano de Chocó, logró que el equipo de su país clasificara a los Mundiales de Italia 90 y de EE.UU. 94, luego de una fulgurante carrera de éxitos que tuvieron un triste epílogo por la prematura eliminación de su equipo en la primera ronda.

Sin embargo, su fama siguió intacta, a pesar de no haber tenido un paso auspicioso por las huestes del Atlético de Madrid del problemático Jesús Gil y Gil, que lo despidió sin mucho chance luego de los malos resultados.

Ahora Maturana es la nueva esperanza del fútbol ecuatoriano de clasificar por primera vez a un Mundial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.