EL FRANCO, COPILOTO DEL MARCO

EL FRANCO, COPILOTO DEL MARCO

De paso hacia Jerusalén para asistir la próxima semana a la Reunión de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo, hice unas cortas escalas en París y Londres para tomar la temperatura de la fiebre monetaria desatada por la reciente devaluación del dólar, que perdió casi un 20% de su valor cambiario frente al marco y al yen en el último año.

05 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El fenómeno fue especialmente intenso hace tres semanas, cuando en dos días el dólar se devaluó un 12% frente a estas dos monedas cada vez más fuertes, gracias a un sano manejo financiero y fiscal que se ha traducido en una mayor eficiencia de las economías alemana y japonesa. El franco francés ha podido mantenerse dentro de los regímenes cambiarios de oscilación convenidos en los acuerdos del SME. El franco se ha revaluado menos que el marco frente al dólar, pues la situación de la economía francesa no es tan sólida como la alemana, tanto que el Banco de Francia, para sostener la relativa estabilidad cambiaria frente al marco, ha tenido que compensar estas diferencias elevando las tasas de interés, lo que en cierta manera puede considerarse como una devaluación indirecta de la divisa francesa, que ha provocado ligeras bajas en las cotizaciones de los valores en la Bolsa de París y algunos síntomas de receso.

En París el ambiente preelectoral está ligeramente perturbado por lo que la prensa francesa denomina el mayor peso económico alemán. Este avance germano se ha hecho dentro de una gran estrategia de unidad europea, sin que por ello aparezcan síntomas de reacción nacionalista. En 1958, cuando se inició la gran reforma de Francia por el General De Gaulle y el franco y el marco se cotizaban a la par, concluía la reforma económica alemana de la post-guerra. Ahora, 37 años más tarde, que coinciden con el proceso de integración económica de Europa, un marco vale en el mercado 3.55 francos franceses. Mientras el franco se ha fortalecido en los mercados financieros internacionales, el marco lo ha hecho mucho más. Por ello, dentro de lo acordado en el tratado de Maastritch que debe culminar con una unidad monetaria europea en 1997, los ojos de todo el mundo se vuelven hacia el prestigioso Bundesbank de Alemania, que con acierto y economía ha sido la clave del éxito germano. El proceso de unificación política y económica entre las dos Alemanias ha costado muchos esfuerzos, pero está adelantándose en forma impresionantemente exitosa.

El Canciller Kohl (más que el patrón es el árbitro del consenso alemán) con el apoyo de Wolfgang Schable, considerado como el arquitecto de este proceso de unificación, aparecen con Hans Tietmeyer, director de la poderosa Bundesbank, como la tripleta artífice de este rápido fenómeno de unión y predominio. Se estima que un grupo de no más de 2.000 personas lo han dirigido en Alemania.

Así como he dicho en anteriores escritos, el peso colombiano se ha devaluado en ancas del dólar , en el actual panorama económico europeo el franco aparece como el copiloto del marco en el proceso de unificación monetaria, a pesar del protagonismo político y cultural de Francia. La política y la economía son las dos caras del poder de la monedas. Estamos presenciando la carrera entre la desregulación neoliberal americana y el modelo germano que inspira la construcción europea.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.