AMÉRICA SE AMARRÓ LOS PANTALONES

AMÉRICA SE AMARRÓ LOS PANTALONES

La decisión es radical e irrevocable porque fue adoptada con base firme , dice Alvaro Muñoz Castro, presidente de la institución escarlata.

05 de abril 1995 , 12:00 a.m.

La junta directiva del América se amarró los pantalones y decidió cortar de una, como dicen los muchachos, los brotes de indisciplina en que habían caído dos de sus integrantes.

Antony de Avila, delantero, y Wilson Pérez, lateral, fueron licenciados del plantel que orienta Diego Edison Umaña por diferentes motivos.

De Avila se negó a actuar como suplente en el juego que su escuadra venció, el domingo pasado, al Once Caldas, 2-0, en el Pascual Guerrero.

El jugador, quien llevaba 13 años en la institución, al ser requerido por Umaña el viernes pasado, aceptó gustoso en principio pero en el momento en que preguntó si iba a ser titular, obtuvo respuesta negativa del estratega.

Entonces, yo no voy a concentración , dijo. A mí me gusta ser titular .

Umaña había excluido al delantero samario del grupo de inicialistas por su bajón futbolístico en las últimas jornadas y más, al estar de espalda al arco contrario.

A él le expliqué que salía porque llevaba 18 partidos y en los mismos convirtió un gol , recalcó Umaña constantemente en los últimos días.

La actitud de De Avila rebozó la copa entre los directivos escarlatas, quienes a través de la campaña del jugador en el club atentó continuamente contra las normas de disciplina por su peculiar manera de exigir lo que él consideraba que necesitaba para rendir.

En más de una ocasión, el delantero estuvo en rebeldía porque no le pagaban el día que él quería o porque no le daban el vehículo último modelo del que se había enamorado.

La relación De Avila y América llegó a una etapa de agotamiento , expresó Alvaro Muñoz Castro, presidente de los escarlatas. La decisión de cancelarle el contrato a él como a Wilson es radical. No tiene reversa como en otras ocasiones cuando se les ha perdonado .

De Avila se había convertido en una de las figuras del plantel escarlata por su entrega dentro de cada uno de los partidos.

Este jugador inscribió su nombre en la historia del América por haberse convertido en el máximo artillero del equipo tanto en los clásicos frente al Deportivo Cali como en el torneo de la Dimayor.

De Avila, igualmente, en el 85, en la final de la Copa Libertadores, dirigido por Gabriel Ochoa Uribe, a quien consideraba su padre en el fútbol, dilapidó la pena máxima que le pudo dar el título de Copa Libertadores enfrentando a Argentinos Juniors en el tercer juego.

Aquel episodio marcó el sendero futbolístico de De Avila al confesar, constantemente, que desde entonces su empeño había sido el de convertirse en un goleador consumado.

En el caso de Pérez, se comentó en las filas de los diablos que el barranquillero estaba abusando del licor y por tal razón, en más de una ocasión llegó tarde a los entrenamientos.

Pérez, en el 94, tuvo algunos roces con Umaña y por tal razón fue llamado al orden de manera reiterada luego de su presencia en la selección Colombia que estuvo en el Mundial de Estados Unidos.

No quiero hablar de mi situación , dijo. Voy a esperar algunos días para referirme a mi salida del América .

Se cierra así un capítulo en la historia de los escarlatas. Algo que no sucedía desde la época del arquero argentino Alfredo Gay, quien salió por irrespetuoso con su compañero Silvio Quintero.

Como voy a permitir un jugador así cuando no quiere ser suplente. Silvio ha esperado pacientemente su oportunidad y ahora su compañero lo trata de irrespetar. Eso no lo voy a permitir nunca , reveló en esa época el técnico Gabriel Ochoa Uribe.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.