EL TURNO AL BATE ES AHORA PARA LA AFICIÓN

EL TURNO AL BATE ES AHORA PARA LA AFICIÓN

Los jugadores y los dueños de equipos de las Grandes Ligas del béisbol podrán haber decidido jugar de nuevo, para alivio de los miles de personas cuyas vidas depende del llamado pasatiempo nacional, pero ganar nuevamente la confianza de los aficionados puede que sea mas difícil que la concertación del nuevo pacto laboral entre las partes.

05 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Luego de ser golpeados por el interdicto federal de la semana pasada, los propietarios acordaron que el 26 de abril fuera la fecha para la reanudación de las actividades, terminando un paro de 232 días.

El anuncio de que se volverá a jugar béisbol fue bien recibido en las comunidades donde el deporte tiene gran impacto.

En Nueva York, sede de los Yanquis y los Mets, cada partido local inyecta unos dos millones de dólares a la economía, según la oficina del Contralor de la ciudad.

Pero los aficionados están temerosos de que pueda ocurrir lo del año pasado, cuando fueron dejados sin deporte a la mitad de una de las más excitantes temporadas en muchos años.

El público puede que vacile en regresar, a envolverse nuevamente con los equipos y jugadores , dijo James Chelius, un ex consejero económico de los dueños y presidente de la Facultad de Administración y Relaciones Laborales de la Universidad de Rutgers.

En una barra en Manhattan, el seguidor de los Yanquis, Robert Davis, dijo: Supongan que me vuelvo a interesar y vuelven a hacer lo mismo .

Los dueños, obligados por la decisión de una jueza federal que emitió la semana pasada un interdicto ordenándoles restaurar reglas de trabajo en el anterior convenio que ellos anularon, prometieron trabajar con los peloteros para evitar una repetición de la más grande disputa laboral en la historia del deporte estadounidense.

El prolongado paro parece haberle hecho perder terreno al béisbol frente a otros deportes, como el baloncesto y el fútbol.

Pero la amargura por la huelga puede mantener a los aficionados lejos de los estadios o hacer que los anunciantes vacilen en invertir su dinero en el béisbol, de acuerdo con economistas y expertos en mercadeo.

Si fuera un aficionado, tendría dudas sobre si ésta temporada será terminada porque no hay un contrato , declaró el economista Allen Sanderson, de la Universidad de Chicago.

Hay una ligera posibilidad de que no haya un ganador o una serie mundial en 1995 , añadió.

El año pasado la huelga provocó la cancelación de la Serie Mundial por primera vez desde 1994.

Los expertos dicen que para que el béisbol recupere el respaldo del público debe, como el torpedero de los Orioles de Baltimore, Cal Ripken, jugarse todos los días.

Ripken está en camino de romper uno de los récords más reverenciados en las Grandes Ligas la marca de 2.130 partidos consecutivos impuesta por Lou Gehrig, de los Yanquis, en 1939.

Ellos ganarán seguidores y los anunciantes volverán a invertir su dinero, con sólo poner el producto en el campo de juego , dijo Maarten Kooij, abogado deportivo con el bufete neoyorquino de Loeb and Loeb.

Mientras los expertos dicen que el béisbol puede que recupere algunos de sus antiguos seguidores y hasta ganar nuevos, la acortada temporada de 1995 podría significar mas asientos vacíos en los estadios.

Es seguro que para el 96 o el 97, las cosas volverán a su normalidad. No me sorprendería ver que los promedios de concurrencia por encuentro de este año sean un 10 o un 15 por ciento más bajas , dijo Sanderson.

Señaló que contrario del año pasado cuando Ken Griffey y Frank Thomas amenazaban el récord de Roger Maris de más cuadrangulares en una temporada, pocas marcas podrían peligrar en una campaña con menos partidos.

El comisionado interino Bud Selig, propietario de los Cerveceros de Milwaukee, dijo durante el fin de semana que la temporada se reanudaría el 26 de abril con 144 encuentros 18 menos de los 162 que se hubieran jugado en una temporada normal.

Además de los aficionados, la incertidumbre también hace que los anunciantes pasen momentos difíciles en la toma de decisiones.

Nadie ha puesto al béisbol en sus planes de publicidad , dijo Jack Trout, de la firma de mercadeo Trout and Partners.

Las corporaciones viven de año en año y preparan sus presupuestos en el segundo semestre y si no pueden separar dinero para el béisbol, lo utilizarán en otra cosa .

La huelga también lastimó la imagen del béisbol como el pasatiempo nacional en vista de la creciente competencia que le hace fútbol americano y el baloncesto.

El béisbol ha perdido mucho terreno en relación al fútbol y la NBA , dijo Sanderson, refiriéndose al baloncesto.

Manifestó que los equipos tendrán que hacer mas promociones para recuperar los aficionados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.