El dibujo se sale del papel

El dibujo se sale del papel

Con su nueva propuesta, Master Ludi (maestro de juegos), que acaba de inaugurar en la galería del centro cultural Skandia de Bogotá, el artista Andrés Caycedo Franco explora las raíces más puras del dibujo.

16 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Caycedo presenta 16 lienzos de gran formato, a los cuales ha transferido dibujos en tiza, realizados antes en grandes tableros.

Luego, las imágenes son digitalizadas y transferidas a la tela, que el artista vuelve a intervenir con pasteles o pigmentos de agua.

Son dibujos en los que la línea se apodera de la mano de su creador para volar libremente sobre la superficie.

“El dibujo no tiene la pretensión de representar nada. Es, simplemente, una exaltación en sí mismo. A veces es orgánico, a veces geométrico, a veces asimétrico. No tiene regla alguna”, explica Caycedo, formado en la escuela de arte de Columbus College (Ohio, E.U.) con maestría en bellas artes de Pennsylvania Academy (Filadelfia).

En esta búsqueda por alcanzar la agilidad y la inmediatez de la línea, el tablero y la tiza han jugado un papel esencial.

“Me llaman la atención la crudeza del recurso y los resultados casi inagotables que tiene –dice Caycedo–. Es como si el lápiz y el papel se hubieran vuelto gigantes. Una experiencia al tamaño de mi cuerpo”.

El espectador interactúa Junto con las obras colgadas, el artista bogotano –de 43 años– muestra a su espectador, de manera viva, el potencial y la magia que encierra su técnica.

Para ello, instaló en la galería un tablero de 5 metros de ancho por 3 de alto, en el que trabaja, todas las mañanas, de lunes a viernes. “Es fascinante ver cómo los visitantes se han acercado a intervenir el tablero y a aportar sus propios dibujos. Algunos tímidamente, pero con muchas ganas”.

Y agrega: “Me interesa que el dibujo pueda sentirse cercano y posible de nuevo para el hombre adulto. A pesar de ser la forma más accesible de arte, y la base para otras prácticas creativas, el dibujo se dispersa como posibilidad en cuanto el niño crece. Pero no cabe duda de que es un proceso complejo y un lenguaje infinito por explorar”.

La muestra estará abierta hasta la segunda semana de octubre.

‘‘ Me interesa que el dibujo pueda sentirse cercano y posible de nuevo al hombre adulto. No cabe duda de que es un lenguaje infinito por explorar”.

Andrés Caycedo Franco, artista bogotano

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.