LA POSIBILIDAD DE SANCIONES ECONÓMICAS SIGUE ABIERTA

LA POSIBILIDAD DE SANCIONES ECONÓMICAS SIGUE ABIERTA

El Gobierno de los Estados Unidos le recordó ayer a la administración Samper que la posibilidad de aplicar sanciones económicas quedó abierta desde que el país fue descertificado por no colaborar plenamente en la lucha antinarcóticos.

04 de junio 1996 , 12:00 a. m.

La posición fue revelada por el vocero de la Casa Blanca, Michael McCurry, quien sostuvo que aunque Estados Unidos no ha amenazado con ninguna retaliación a Colombia hemos tenido abierta la posibilidad de sanciones, que pudieran ser consideradas en algún momento, pero corrientemente no hay nada que esté pendiente, que constituya una amenaza oficial .

El departamento de Estado norteamericano recordó, por su parte, que los puntos de vista de Estados Unidos en torno a las acusaciones contra Samper son bastante bien conocidos , y manifestó la aspiración de que se haga justicia, dentro del marco de la Constitución colombiana .

El vocero adjunto del Departamento de Estado, Glyn Davies, dijo que los Estados Unidos tienen que proteger sus intereses , y en el caso de Colombia eso significa combatir y tratar de reducir la influencia de las pandillas del narcotráfico.

Nosotros pensamos que es importante que la influencia de los narcotraficantes sea reducida todo lo posible, porque sus actividades impactan directamente en el bienestar y la seguridad de los ciudadanos de Estados Unidos en la forma de flujos de drogas, cuyos efectos todos conocemos .

Davies indicó que su país espera que la Cámara de Representantes de Colombia tome una decisión basándose en los hechos y reconoció que la política juega un papel importante en cualquier sistema.

Gobierno tranquilo A pesar de los últimos mensajes de los EE.UU. el gobierno colombiano se ha mostrado confiado en que no habrán retaliaciones.

El ministro de Comercio Exterior, Morris Harf, dijo que la cuestión política no se puede mezclar con la económica , además, señaló que en su reciente visita a los Estados Unidos se entrevistó con las autoridades de comercio de eses país y nunca se habló de sanciones.

Sin embargo, confirmó que de eliminarse las preferencias arancelarias el sector más perjudicado sería la exportación de flores, con una imposición de un sobrearancel que encarecería el producto en el mercado estadounidense. Un sobrearancel del siete por ciento implicaría un costo adicional en la venta del producto de unos 35 millones de dólares al año, estimó el funcionario.

Por su parte el embajador de Colombia ante EE.UU., Carlos Lleras de la Fuente, afirmó que en sus permanentes contactos con funcionarios de ese gobierno no ha recibido manifestación alguna sobre posibles sanciones comerciales a su país.

El Gobierno de los Estados Unidos ha dejado conocer su extrema atención e interés en el proceso que se sigue en la Cámara de Representantes de Colombia por la investigación al presidente Samper, pero a la vez ha expresado su apoyo y respeto a las instituciones democráticas y la Constitución del país , agregó.

Castigo a exportadores La eliminación de las preferencias arancelarias o la imposición de sobrearanceles golpearía a los exportadores colombianos. Este hecho es más grave si se tiene en cuenta que Estados Unidos es el principal socio comercial de Colombia con ventas que hoy representan el 38 por ciento del total de las exportaciones.

Un informe del Centro de Estudios sobre Desarrollo Económico (Cede) de la Universidad de los Andes señala que de los 2.654 millones de dólares correspondientes a exportaciones colombianas entre enero y septiembre del año pasado, el 17 por ciento, es decir 449.000 se beneficiariaron con el ATPA.

En este renglón se destacan las exportaciones de flores por 241 millones de dólares, seguidas por las ventas de azúcar (41 millones), plásticos (35 millones), productos de cuero (26 millones), pescados (14 millones), entre otros.

El director del Cede, José Leibovich, al citar el caso de las flores indicó que un arancel del 5,0 por ciento, implicaría que el producto se tendría que vender un cinco por ciento más caro es un mercado, que como el estadounidense es muy competido.

El presidente de la Asociación Bancaria, César González Muñoz, indicó que el sector financiero se afectaría ya que llevaría sobre sus hombros la suerte de los demás sectores.

Una eventualidad remota es que el sistema financiero sufra dificultades en el régimen de pagos en los Estados Unidos, pero este es un hecho muy improbable , anotó el dirigente gremial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.