REVUELO EN FRUCO POR TRASLADO DE MAQUINARIA EN HELICÓPTERO

REVUELO EN FRUCO POR TRASLADO DE MAQUINARIA EN HELICÓPTERO

La dirección del Ministerio del Trabajo en Bogotá asumió la investigación para establecer si el retiro de equipos y maquinaria de la empresa Frutera de Colombia tiene como objetivo un cierre intempestivo de la factoría en Cali, o un eventual despido masivo de los trabajadores.

04 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Utilizando helicópteros, el domingo en la madrugada fueron retiradas de la planta en el nororiente de Cali algunas máquinas de la sección de mayonesa, una de la principales líneas de producción de Fruco. Durante el hecho se presentaron enfrentamientos entre los trabajadores y la Policía. Ayer, la empresa abrió sus puertas y los trabajadores ingresaron sin problema.

Desde hace unas tres semanas, los trabajadores de Fruco pidieron a la oficina regional del Ministerio del Trabajo la investigación por un eventual desmantelamiento de la fábrica de Fruco. El sindicato teme un cierre definitivo y que queden cesantes los 150 trabajadores. La empresa opera desde hace 50 años en Cali.

En ese entonces, el director de la oficina del Ministerio del Trabajo de Cali informó que en una inspección a Fruco se constató la apertura de una puerta de unos tres metros de ancho que daba directamente a una sección de producción recién aislada del resto de la fábrica con láminas. Aclaró que Fruco no había pedido permiso para el cierre de la fábrica o para despidos masivos.

Ante los hechos del domingo, el jefe de la División Técnica del Trabajo, Orlando Rodríguez indicó que Fruco no necesita pedir permiso para trasladar maquinaria, si se tiene en cuenta que en el país existe la libertad de empresa.

Agregó que si el traslado origina el cierre de la planta, los directivos de la factoría estaban obligadas a pedir autorización al Ministerio. Para los despidos sin autorización, el Ministerio del Trabajo establece multas que van de uno a cien salarios mínimos mensuales vigentes. Se considera un despido masivo, cuando en el hecho resultan afectados entre el 20 y el 25 por ciento del total de trabajadores.

Jorge Enrique Noguera, directivo sindical, dijo que el 50 por ciento del tiempo de producción de los trabajadores está siendo empleado en seminarios que tienen como objetivo fomentar la iniciativa microempresarial.

Agregó que sin embargo, Fruco puede pasar su maquinaria a otra ciudad y responder por los salarios de sus trabajadores en Cali, situación que no es violatoria al Código de Trabajo. La empresa no podría sacar su maquinaria o insumos si existiera algún embargo por eventuales deudas salariales con los trabajadores, pero este no sería el caso de Fruco.

Noguera informó que la elaboración de la salsa de tomate terminó a finales de febrero. La cosecha actual empezó a procesarse en Barranquilla. La línea de mayonesa suspendió actividades después de Semana Santa y de acuerdo con versiones del Sindicato, la empresa Maizena se encarga de esta producción. Los vinagres paralizaron hace 15 días y al parecer la firma Sucromiles se hará cargo de esta línea. En la actualidad en la planta de Fruco en Cali solo se producen compotas y conservas.

El cierre de las principales líneas de producción de Fruco y el traslado de parte de su maquinaria coincide con el pliego de peticiones que actualmente se discute.

Ayer terminó la etapa de arreglo directo; la empresa solicitó una prórroga de diez días, que fue aceptada por el sindicato, mientras se busca una salida a las diferencias por el desmantelamiento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.