PROPUESTA PARA ACABAR CON LA CORTE CONSTITUCIONAL

PROPUESTA PARA ACABAR CON LA CORTE CONSTITUCIONAL

La encendida discusión sobre el proyecto de Ley Estatutaria de la Justicia dejó ayer entrever finalmente la intención del Congreso de introducir una severa reforma al actual esquema judicial. En la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado -donde la iniciativa estuvo a punto de ser devuelta al Gobierno para una nueva revisión- se oyeron las primeras voces de parlamentarios a favor del desmonte de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.

05 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Pero eso no es todo. Los senadores Roberto Gerlein y Luis Guillermo Giraldo trabajan en otra propuesta que plantearán en una próxima sesión: entregar de nuevo el control constitucional -en manos de la Corte Constitucional- a la Corte Suprema de Justicia.

La encendida discusión sobre el proyecto de Ley Estatutaria de la Justicia dejó ayer entrever finalmente la intención del Congreso de introducir una severa reforma al aparato judicial, consagrado en la Constitución de 1991.

En la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado -donde la iniciativa estuvo a punto de ser devuelta al Gobierno para una nueva revisión- se escucharon las primeras voces de parlamentarios a favor del desmonte de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.

Pero eso no es todo. Los senadores Roberto Gerlein y Luis Guillermo Giraldo trabajan en otra propuesta que plantearán en una próxima sesión: entregar de nuevo el control constitucional -en manos de la Corte Constitucional- a la Corte Suprema de Justicia.

A juicio de un bloque de congresistas, la Sala Administrativa no ha cumplido con su misión y ha sido insensible ante las necesidades de los jueces y empleados; mientras que la Corte Constitucional, en su concepto, se convirtió en un superpoder sin control alguno .

Los nueve magistrados que integran la Corte son honestos y brillantes, pero se requieren más juristas especializados. Con eso se acabarían las decisiones que se toman sólo con mayoría de cinco integrantes. Eso supone plantear el esquema en donde el control constitucional radicaba en la Corte Suprema , explicó un senador a EL TIEMPO.

Acto legislativo En la práctica, según los senadores, el progresivo desmonte de las dos instituciones -creadas por la Asamblea Constituyente- se lograría a través del trámite de un acto legislativo, cuyo único objetivo sería el de reformar la Constitución.

La iniciativa sobre el ajuste de la Sala Administrativa fue planteada de manera formal por el senador conservador, Guillermo Angulo Gómez.

Lo hizo ante el ministro de Justicia, Néstor Humberto Martínez; el presidente de la Corte Suprema, Carlos Jaramillo y la presidenta de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior, Amelia Mantilla, quienes han asistido de modo puntual a las sesiones.

En opinión de Angulo, a través de una reforma constitucional se lograría redefinir la misión de la Sala Administrativa, a fin de agilizar sus decisiones y responder los múltiples requerimientos de magistrados, jueces, empleados y funcionarios judiciales.

En opinión del senador Luis Guillermo Giraldo, es necesario determinar, entre otros, hasta dónde los seis integrantes de la Sala Administrativa son magistrados o administradores.

Uno de los esquemas que podría considerarse -explicó un parlamentario- es el de crear la figura del gerente judicial, apoyado por un consejo asesor, cuya denominación podría ser la del Consejo Nacional de Administración Judicial.

Tras aceptar que aún el proyecto adolece de deficiencias y debe ser objeto de una sensible mejoría , el ministro Martínez salió al paso de la iniciativa sobre la Sala Administrativa y dejó en claro que el Gobierno no es partidario de introducir reformas constitucionales.

La razón: se aplazaría, en la práctica, la discusión de la iniciativa y se crearía una desesperanza social.

A su vez, Martínez -quien presentó al Congreso una recopilación del discurso del Gobierno sobre el diagnóstico judicial y los esquemas para mejorarla- reiteró que no es partidario de incluir en la iniciativa el tema de la política de sometimiento y dijo que el esquema del Consejo Superior es viable de ser perfeccionado.

En este debate no podemos decretar un recreo, mientras se lleva a cabo la reforma constitucional , acotó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.