POR FIN SE DESTAPÓ LA REFORMA TRIBUTARIA

POR FIN SE DESTAPÓ LA REFORMA TRIBUTARIA

Una vez más los contribuyentes colombianos empezarán a temblar.

05 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El Gobierno destapó al fin las bases generales de la nueva reforma tributaria que pretende obtener los recursos necesarios para financiar el plan de desarrollo o Salto Social.

El primer golpe será la extensión del impuesto al valor agregado (IVA) a casi todos los bienes y servicios. Las únicas excepciones serán los productos de carácter social como alimentos, medicamentos, vivienda social, salud, educación y libros.

Las grandes empresas se convertirán en agentes retenedores cuando paguen el IVA en la compra de bienes y servicios a empresas pequeñas y medianas.

Pero no todo será garrote. La reforma beneficiará a los trabajadores con salarios medios que tienen que pagar retención en la fuente. Estos contribuyentes tendrán mayores deducciones. Los salarios integrales no tendrán ninguna modificación.

Las petroleras también recibirán un alivio. La reforma incluye el desmonte del impuesto de guerra para los nuevos descubrimientos.

Ahora sí llegó el cinturón de los impuestos. El Gobierno destapó el nuevo paquete tributario que obligará a los contribuyentes colombianos a meterse aún más las manos al bolsillo para financiar los gastos estatales.

La extensión del cobro del impuesto a las ventas (IVA) a la mayoría de bienes y servicios, la ampliación de la retención en la fuente y el alivio de los tributos para las petroleras, son parte de la columna vertebral de la iniciativa que busca reducir la evasión fiscal.

Las bases fundamentales del nuevo proyecto quedaron consignadas en un memorando enviado el viernes pasado por el ministro de Hacienda Guillermo Perry al presidente de la República, Ernesto Samper Pizano.

Tal como lo señaló el titular de la cartera a EL TIEMPO, las grandes empresas efectuarán retenciones cuando paguen el IVA en la compra de bienes y servicios a empresas medianas y pequeñas y liquidarán anticipos cuando vendan bienes y servicios a esta clase se empresas. Este será uno de los principales mecanismos para frenar la evasión en dicho tributo.

El cobro del IVA se extenderá a todos los bienes y servicios con excepción de aquellos que tienen una justificación de carácter social tales como alimentos, medicamentos, vivienda social, salud, educación y libros.

Entre los servicios que están exentos de ese impuesto se encuentran el arrendamiento financiero (leasing), el transporte público, terrestre, fluvial y aéreo, el arrendamiento de inmuebles, los servicios prestados por empresas de aseo o vigilancia las comisiones por operaciones ejecutadas con tarjetas de crédito, entre otros.

La tarifa del IVA se mantendrá en el 14 por ciento y no se rebajará en 1998, como estaba previsto. Sin embargo, el Gobierno propondrá un aumento progresivo en la tarifa del IVA para los automóviles, aviones y vehículos acuáticos, exceptuando los de servicio público, los de carga y camperos Uno de los sectores beneficiados será el petrolero, ya que el Ejecutivo propone eliminar el impuesto de guerra para los nuevos descubrimientos efectuados a partir del primero de enero de 1995 y se sustituirán cuatro impuestos por uno sólo.

Además se disminuirá el impuesto de remesas que es del 15 por ciento para las compañías petroleras y se fijará una tarifa similar a la que rige para las demás actividades de inversión extranjera.

Con el fin de evitar dineros ilícitos en la finca raíz, o desviación de recursos la reforma tributaria incluirá mecanismos que permitan ejercer un mayor control sobre las transacciones en este sector.

El proyecto de ley plantea que las rentas exentas del salario integral se mantendrán en 30 por ciento, pero serán mayores las rentas exentas para los salarios medios y bajos que continúan bajo el régimen de salario tradicional.

Con la reforma tributaria el Gobierno pretende recaudar 3,2 billones de pesos en los próximos tres años con el fin de financiar el Plan de Desarrollo.

A continuación se presenta el texto completo del memorando enviado por el ministro de Hacienda, Guillermo Perry al presidente Ernesto Samper.

El memorando El presente memorando tiene como objeto sintetizar las principales modificaciones que hemos convenido que incluirá el proyecto de ley de reforma tributaria IVA 1. Introducción del sistema de retención y anticipos en el IVA.

Las empresas grandes efectuarán retenciones cuando paguen IVA en compras de bienes y servicios a empresas medianas y pequeñas, y liquidarán anticipos cuando vendan bienes y servicios a empresas medianas o pequeñas. Este sistema, utilizado desde hace más de 10 años en Chile y otros países latinoamericanos, facilita enormemente el recaudo del impuesto y permite una reducción significativa en la evasión. Se establecerá la posibilidad de devoluciones para las empresas medianas que tengan una proporción alta de sus ventas sujetas a retención.

2. Se limitan los bienes y servicio exceptuados a aquellos que tienen una justificación de carácter social (alimentos, medicamentos, vivienda de interés social, salud, educación, libros). Esto equivale a ampliar la base del impuesto a algunos servicios y bienes que hoy en día están exceptuados sin justificación clara.

3. Se incrementan las tarifas en forma progresiva en los rubros de automóviles, aerodinos y vehículos acuáticos, exceptuando los de servicio público, los de carga y los camperos.

4. Se hará equitativo el tratamiento de los bienes de capital, de manera que en todos los casos se pague el IVA, y al mismo tiempo sea posible siempre acreditarlo en el impuesto de renta de los siguientes años. Esta medida comienza a operar a partir del primero de enero de 1996.

5. Régimen simplificado. Se simplificará el régimen simplificado , que había resultado más complicado que el general, y al mismo tiempo se utilizará la información proporcionada por esos contribuyentes pequeños, como control de otros. Estos contribuyentes tendrán la opción de pasarse al régimen común si les resulta más conveniente.

6. Control a la facturación. Colombia es el único país que no tiene un control estricto al sistema de facturación. Sin pretender pasar de una vez a un sistema similar al que tienen otros países, se establecerán procedimientos que permitan un mayor control de este proceso, que resulta fundamental en la lucha contra la evasión, tanto en el IVA como en el impuesto a las rentas.

Impuesto a la gasolina 1. Se sustituirán los cuatro impuestos que pesan sobre los combustibles, incluido el engendro que se denominó impuesto a la descentralización, por un impuesto único expresado en pesos y ajustado cada año según la inflación, que se cobrará en refinería o en puertos de importación. Esta modificación comenzaría a operar a partir del primero de enero de 1996 y permitirá que las fluctuaciones de precio internacional queden amortiguadas al trasladarse a los precios internos, para favorecer a los consumidores finales, y hará posible que haya inversión privada en la actividad de refinación.

2. Se especificará que las sobretasas municipales se cobrarán en todos los casos en las estaciones de servicio, para evitar la evasión creciente que se está generando en la actualidad en algunas ciudades como es el caso de Medellín.

Contribución especial de hidrocarburos 1. Se eliminará esta contribución para todo descubrimiento petrolero, gasífero y minero efectuado a partir del primero de enero de 1995, con lo cual, conjuntamente con las modificaciones contractuales ya efectuadas, se restaurará la competitividad del régimen común para exploración petrolera y se quitarán los desincentivos actuales en otras actividades menores.

2. Al mismo tiempo la tarifa de la contribución se expresará como un porcentaje del valor FOB del petróleo y los otros minerales (carbón y níquel), con lo cual se evitarán los inconvenientes que se han encontrado con el sistema actual frente a variaciones en los precios internacionales o en la tasa de cambio real.

3. Así mismo, la tarifa se reducirá progresivamente a partir de 1998 para los yacimientos que entraron a producir después de la ley sexta y que fueron descubiertos antes del primero de enero de 1995. De 1997 en adelante no se permitirá la deducción de la contribución. Estas medidas tienen por objeto evita modificaciones muy bruscas en los ingresos por este concepto, que podrían desestabilizar las finanzas públicas e impedir el cumplimiento de las metas fiscales.

Impuesto de renta y complementarios 1. Habrá una redefinición de los universos de contribuyentes plenos y de régimen opcional, con el objeto de eliminar discriminaciones inconvenientes que hoy en día subsisten en campos como el de servicios públicos, para facilitar la generalización del sistema de retención y para mejorar el control de la evasión a través de entidades exentas, tales como las entidades sin ánimo de lucro. No se trata, como se ha dicho en algunos medios, de gravar a las entidades sin ánimo de lucro.

2. Se actualizará el tratamiento tributario para los servicios de leasing financiero, tomando como ejemplo la experiencia de los países que han avanzado más en esta materia, con el objeto de eliminar las posibilidades de evasión y reducción de impuestos que hoy existe, pero, al mismo tiempo, garantizar que esta actividad pueda cumplir en forma integral la importante función que tiene en cualquier sistema financiero.

3. Fiducia mercantil. Las sociedades fiduciarias asumirán la responsabilidad de pagar los impuestos de los patrimonios autónomos distintos a los fondos comunes, que administran, con el objeto de facilitar el recaudo y controlar a la evasión que hoy se presenta en algunos casos. Como en el caso anterior las medidas garantizarán el normal desarrollo de esta importante actividad financiera, pero al mismo tiempo, evitando distorsiones en la operación del sistema financiero por razones meramente tributarias.

4. Donaciones: Se limitarán las deducciones al 100 del valor de la donación y a los casos en que estos se hagan a entidades sin ánimo de lucro, que cumplan fines de utilidad común.

5. Escrituración de bienes raíces: Se darán autorizaciones a la DIAN para corregir los efectos tributarios derivados de la subvaloración de las transacciones hechas con bienes raíces. Estas prácticas están permitiendo la legitimación de fortunas mal habidas y afectando negativamente la tributación en general.

6. Renta presuntiva: se establecerá el sistema de presunción de renta mínima con base en el patrimonio bruto a tarifa reducida, como lo han hecho otros países latinoamericanas en los últimos años, con el objeto de superar el problema del tráfico ilícito de deudas varias, que se está utilizando en el país y que le ha restado efectividad a la evasión, contribuirá a una mayor eficiencia en el uso de los patrimonios y, por supuesto, mantendrá todas las provisiones vigentes para permitir el Carry Over de pérdidas y evitar la aplicación en cascada del sistema de presunción.

7. Ganancias ocasionales: Se regresará al sistema vigente hasta 1992, que permitía deducir pérdidas ocasionales contra ganancias ocasionales; pero no contra rentas ordinarias, para taponar los mecanismos de evasión.

8. Inversión extranjera: se adoptarán varias medidas que eviten discriminaciones en contra de la inversión extranjera que subsiste en el régimen tributario, manteniendo al mismo tiempo limitaciones que eviten la transferencia de utilidades mediante pagos ficticios hechos a sociedades vinculadas en el exterior.

9. Impuesto de remesas: Se reducirá gradualmente la tasa del impuesto de remesas a las empresas petroleras, para dejarla al mismo nivel del impuesto a otras actividades de inversión extranjera, eliminando así un factor de discriminación que subsiste en el régimen tributario.

10. Renta de trabajo: Se limitará al 30 por ciento el porcentaje de rentas exentas para el salario integral, y se elevará el monto de rentas exentas para los salarios medios y bajos que continúan en el régimen anterior, evitando así la discriminación que hoy existe en contra de estos últimos asalariados.

11. Incorporación de la contribución especial a la tasa de tarifas. La contribución especial creada por la Ley 6a. de 1992, se incorporará a la tasa de tarifas con el objeto de simplificar el manejo del tributo para los contribuyentes y evitar las iniquidades que presenta el sistema actual.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.