Caracas y Washington se muestran los dientes

Caracas y Washington se muestran los dientes

CORRESPONSALES DE EL TIEMPO Nunca antes, en los nueve años que el presidente Hugo Chávez lleva en el poder, las relaciones entre E.U. y Venezuela habían pasado por momentos tan difíciles como ahora.

14 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

Ni siquiera cuando en el 2002 Chávez acusó a Washington del golpe de Estado que lo alejó durante 48 horas del poder, o cuando en febrero del 2006 los dos países expulsaron a diplomáticos por un caso de espionaje denunciado por Caracas.

Todo se había quedado en la retórica ardiente de Chávez, y en las muy diplomáticas reacciones del Departamento de Estado. Por eso llamó la atención entre los analistas no solo la decisión de Chávez de expulsar al embajador estadounidense Patrick Duddy, “en solidaridad con Bolivia”, sino la forma, inclusive procaz, en que lo hizo.

“¿Si no sacaron al embajador de E.U. después del golpe del 2002, por qué hacerlo ahora? Es algo muy raro”, comentó Michael Shifter, del Diálogo Interamericano.

Elecciones, maletines y otros líos Los analistas de los dos países coinciden en que los detonantes de la actitud de Chávez se deben buscar en la proximidad de las elecciones regionales de noviembre, en el escándalo del maletín de los 800 mil dólares que fiscales de E.U. aseguran que el gobierno venezolano envió a Buenos Aires para financiar la campaña de la entonces candidata presidencial Cristina Fernández, y en la necesidad de demostrar un solidario liderazgo regional.

“En el referendo de diciembre del año pasado su electorado no salió a votar y necesita activar a las bases para evitar que eso suceda de nuevo. La mejor manera es invocar la amenaza de E.U”, afirmó Adam Isacson, del Centro para la Política Internacional.

Para Luis Vicente León, director de la empresa Consultores 21, “el presidente Chávez intenta siempre convertir cualquier elección en un plebiscito sobre su liderazgo, y lo hace estableciendo una polarización alrededor de algo contundente, en este caso la defensa de la revolución. Esa estrategia busca convertir el voto por el contrario en el voto por el enemigo, en voto traidor”.

Horas antes de expulsar a Duddy, Chávez había denunciado a los cuatro vientos que E.U. planeaba un complot para derrocarlo o asesinarlo, pero como notó que los medios de comunicación no hicieron el eco esperado, ordenó una cadena nacional. Esto, mientras en un tribunal de Miami, altos funcionarios de su gobierno salían muy mal parados por el tema del maletín.

“Estamos hablando de un juicio, es un tribunal, son grabaciones, es su gente agarrada con las manos en la masa, y además lo están 'cantando' todo, son los niños cantores de Miami”, dijo el director del diario TalCual, Teodoro Petkoff.

“Hay una carga explosiva, escandalosa, en este juicio, que ensucia al gobierno y al propio Presidente. Sin duda es una táctica de distracción para que la gente comience a hablar de otra cosa”, señaló el politólogo Herbert Koeneke.

Para León, la intención de distraer alcanza otros temas. “No es un secreto que la economía venezolana puede tener un traspié en un futuro relativamente cercano. Los elevados niveles de inflación –que puede cerrar por encima de 33 por ciento– y los volúmenes de importaciones, además del elevado gasto público crean un ambiente muy difícil”. A lo que suma el creciente y muy sentido problema de la delincuencia.

Para Shifter, sin embargo, lo más probable es que la apuesta no le salga a Chávez, o peor, le salga mal. Según el académico, si bien hay una línea del chavismo, la dura, que aplaude este tipo de acciones, los moderados tal vez no lo ven así.

Algo similar a lo que piensan los analistas venezolanos consultados, que opinan que el episodio representa un enorme riesgo para Chávez, pues podría socavar el eventual apoyo de los ‘ni-ni’ (ni chavistas ni opositores).

A la larga, pocos esperan que esto pase a mayores. Ni a E.U. le interesa que Venezuela deje de exportar petróleo, pues es una de sus principales fuentes de crudo, ni a Caracas le conviene perder a su principal cliente. No es la primera vez que Chávez amenaza con “cortar el chorro” sin hacer nada. Entre otras, porque el alto contenido de azufre en el petróleo venezolano hace que solo sea útil para refinerías estadounidenses capacitadas para procesarlo. Y los precios del crudo están bajando”.

¿Guerra Fría en el Caribe? La cereza del pastel es la creciente relación militar de Venezuela con Rusia. “Hace algunos meses esta relación no hubiese generado tanto conflicto. Pero tras la guerra de Georgia y el enfriamiento con el Kremlin, Chávez pasa a ser un problema mayor”, dice Shifter.

Nadie espera un retorno a la Guerra Fría en el Caribe, una reedición de la crisis de los misiles (1962) con Venezuela como protagonista, pero en E.U.

no cae bien la presencia rusa en su patio trasero. No en vano Isacson dice: “Países como Brasil y México tienen que asumir la vocería y trazar líneas rojas. Es una prueba de fuego para ellos si quieren emerger como los líderes regionales”.

Aunque para Shifter lo más preocupante de momento es la amenaza de Chávez de intervenir militarmente en Bolivia “si algo le pasa a Evo”. “Eso –dice el analista– generaría un precedente terrible que la región no puede permitir”.

En el referendo de diciembre del año pasado su electorado no salió a votar y (Chávez) necesita activar a las bases para evitar que eso suceda de nuevo.

La mejor manera es invocar la amenaza de Estados Unidos”.

Adam Isacson, Centro para la Política Internacional.

En el referendo de diciembre del año pasado su electorado no salió a votar y (Chávez) necesita activar a las bases para evitar que eso suceda de nuevo.

La mejor manera es invocar la amenaza de Estados Unidos”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.