LA CABEZA NO LO TRAICIONÓ...

LA CABEZA NO LO TRAICIONÓ...

Esta vez la cabeza no se calcetió . Entonces, con ese rendidor equipo que integran el techo y las piernas, el boyacense Celio Roberto Roncancio obtuvo la victoria que le había sido esquiva toda la vida. Ah, y de paso, aumentó la generosa cosecha de triunfos del equipo Gaseosas Glacial en 1995.

03 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Al coronarse como el mejor del Glacial de Montaña, este pedalista oriundo de Tinjacá, pero criado y hecho ciclísticamente en el departamento de Caldas, llegó a los 29 años al punto más alto de su trayectoria. Un triunfo que había tenido al alcance de la mano en más de una oportunidad, merced a sus excelsas condiciones de escalador y de rodador completo, pero que por debilidades mentales se había escapado en el último instante.

Esta actuación se la dedico a don Asdrúbal Salazar, allá en Medellín. El fue quien me enseñó lo que debe ser un cabeza de escuadra. En su equipo me transformé de gregario a capo. Aunque nunca pude darle una satisfacción para retribuir su confianza, ahora que consigo esta se la ofrezco , dijo emocionado el campeón.

Es cierto. Cuando nadie creía en las condiciones de Roncancio, cuando había abandonado las toldas del Pony Malta-Avianca por la puerta de atrás y cuando el panorama pintaba más para colgar la bicicleta que para seguirse sacrificando, Salazar le tendió la mano y lo convirtió en el hombre más importante del equipo Ciclo Tiendas-Pinturas Rust Oleum.

En medio de grandes limitaciones técnicas y económicas, pero convencidos de las bondades del proceso que empezó Asdrúbal Salazar y que le cambió el rumbo al manejo de las escuadras de ciclismo en el país, Roncancio volvió a los primeros planos. Fue protagonista en diversas oportunidades, arañó los trofeos, soñó con el podio, pero a la hora de la verdad todo quedó en frustraciones. Otra vez será, siempre se decía.

La mayor tristeza se produjo en la penúltima etapa de la Vuelta a Colombia de 1993, en la antesala de la contrarreloj individual entre Cúcuta y Chinácota. Roncancio figuraba de tercero en la clasificación general y era uno de los pedalistas más opcionados para alzarse con la victoria, junto con Carlos Mario Jaramillo (a la postre el campeón), Alvaro Sierra, Israel Ochoa y Pedro Rodríguez.

Pero el peso de la responsabilidad lo traicionó. Como se dice en la calle, Roncancio se c... del susto, no durmió en la noche previa al gran reto, amaneció con diarrea y deshidratado y desde antes de que diera el primer pedalazo estaba liquidado. Al final, en una demostración de hombría y de vergenza deportiva, el boyacense tomó la salida y terminó de último, para descender hasta la undécima casilla de la general.

Fue esa, de pronto, la gran lección que le cambió el destino. Porque en la temporada siguiente, cuando pasó al Gaseosas Glacial profesional, se mostró distinto, más maduro, más decidido, más agresivo en la carretera, hambriento de victorias. Pero estas no llegaron porque siempre estuvo a la sombra de Alvaro Sierra y de Luis Alberto El Pollo González, los ases del conjunto de Roberto Sánchez.

Las cosas, sin embargo, cambiaron este año. Después de los malos resultados de 1994, en las huestes rojiblancas se dio una transformación, que benefició a Roncancio: ya no hay capos, se le trabaja a quien mejor se encuentre. Un reto al que este caldense por adopción no fue inferior. Porque en lo que va transcurrido de la temporada ha sido protagonista de primer orden y bastión de los éxitos obtenidos por sus compañeros.

Ahora le tocó el turno a él, en una competencia que le venía como anillo al dedo, porque la tónica era subir y bajar, precisamente sus mejores argumentos. Así, sin necesidad de ganar ninguna etapa, basado más bien en la regularidad, se consolidó como el número uno.

(Resultados: ver Cifras)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.