DAB, UN INDICADOR PARA VALORAR A PRECIOS DE MERCADO

DAB, UN INDICADOR PARA VALORAR A PRECIOS DE MERCADO

La adopción de las disposiciones que obligan a las entidades del sistema financiero a valorar sus portafolios a precios de mercado ha resaltado la importancia que para el mercado tienen los indicadores de rentabilidad.

03 de abril 1995 , 12:00 a. m.

En términos generales, el proceso de valoración consiste en descontar los flujos futuros de las inversiones, utilizando para esto una tasa de interés de mercado.

La Superintendencia Bancaria en su Resolución 200 del 10 de febrero de 1995 establece para las inversiones de renta fija, que los flujos de fondos se valoran con tasas de descuento que miden la exposición del título a riesgos de mercado, solvencia y liquidez. Esta tasa de descuento se compone de dos elementos: el margen del título y la tasa básica.

En la resolución se define el margen como el elemento que recoge la exposición a los riesgos de liquidez, solvencia y jurídicos, y otros aspectos relacionados con el título y el emisor. Mientras que la tasa básica que es la que interesa para fines del presente artículo es la que mide la exposición al riesgo de mercado por cambios en las tasas de inversiones de la misma especie en el momento de la valoración.

En el artículo 14 de la citada resolución, se establece que la tasa básica a utilizar para la valoración de las aceptaciones bancarias es el promedio de los últimos cinco (5) días del índice DAB, indicador de rentabilidad desarrollado por Corredores Asociados S.A. En la actualidad, el DAB de Corredores Asociados es el único indicador de rentabilidad desarrollado por una firma comisionista que se utiliza para la valoración de inversiones a precios de mercado.

El DAB (Descuento en Aceptaciones Bancarias) es un indicador de rentabilidad calculado diariamente, equivalente al descuento obtenido por los compradores de aceptaciones bancarias y financieras, con plazos de vencimiento entre 61 y 90 días. Buscando ajustarse más a las necesidades de los inversionistas y en consonancia con el proceso de modernización del sistema financiero, el DAB se está calculando en cinco plazos así: 0-30 días, 31-60 días, 61-90, 121-150 y 151-180 días.

El indicador fue creado en diciembre de 1990 como respuesta a las necesidades de información actualizada y representativa de las condiciones imperantes en el mercado. De otra parte, Corredores Asociados consideró oportuno desarrollar un indicador que fuera ajeno a las limitaciones que presenta el DTF, como son, su desfase temporal entre el momento del cálculo y su aplicación, y la influencia que pueden tener las entidades que intervienen en el proceso de elaboración del mismo.

La razón de escoger las aceptaciones bancarias como base del indicador, surge de la independencia que éstas tienen de factores de política monetaria y fiscal, y, sin duda, debido a que el comportamiento de su tasa de descuento es fiel reflejo de las fuerzas de oferta y demanda que rigen el mercado. Es así como el DAB se constituye no sólo en un indicador de las condiciones del mercado, sino también en un indicador de liquidez, en la medida en que alzas pronunciadas del mismo reflejan períodos de iliquidez en el sistema financiero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.