Diálogo de urgencia en Bolivia

Diálogo de urgencia en Bolivia

La grave crisis política que enfrenta al gobierno de Bolivia con las regiones autonomistas tuvo ayer un luz de esperanza con la noticia de que habrá un diálogo entre las partes.

13 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Tras descartar la posibilidad de convocar a las Fuerzas Armadas para pacificar el país, el presidente Evo Morales optó por la vía del diálogo para resolver el conflicto y ayer se acercó a los prefectos (gobernadores) de las provincias opositoras y autonomistas (Beni, Pando, Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca). En carta enviada a los dirigentes opositores, Morales los invitó a hablar en La Paz. Propuesta que fue aceptada por el mandatario de Tarija, Mario Cossío, en nombre de las demás prefecturas autonomistas.

“Esta es la última oportunidad para que el país se encamine a un proceso de reconciliación y deje atrás el riesgo inminente de confrontación y de la destrucción interna que acabaría matando la democracia y rompiendo la unidad nacional”, aseguró Cossío.

Aunque las protestas y las tomas de instalaciones de hidrocarburos en Bolivia se iniciaron para exigir la devolución de los fondos de regalías de hidrocarburos que el Gobierno descontó a las regiones para pagar un bono a los ancianos, ahora la disputa se centra en el rechazo de las regiones que impulsan su autonomía al proyecto constitucional que promueve Morales, y que debe ser aprobado en próximo referendo.

Hasta el momento, los disturbios han dejado 8 muertos y 50 heridos. La ola de violencia ha incluido bloqueo de carreteras y toma de instituciones.

Anoche, el Gobierno decretó el estado de sitio en Pando para detener la violencia.

En un discurso en la región central de Cochabamba, Morales dijo que los grupos opositores autonomistas “tienen todo el derecho a rechazar la nueva constitución, pero con el voto y no con la violencia”.

“El primer paso será pacificar el país y en segundo lugar ponernos de acuerdo en una metodología”, dijo Morales en rueda de prensa. “Esta no es una lucha por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos; es una conspiración a la democracia que busca dividir Bolivia con influencia externa. No vamos a permitir que embajadores vengan a dividir Bolivia”, dijo ayer Morales..

De otro lado, las Fuerzas Militares rechazaron ayer la posibilidad de una intervención venezolana en Bolivia.

El jueves, el mandatario venezolano, Hugo Chávez, dijo que si su colega Evo Morales era derrocado o caía muerto, los golpistas le estarían dando “luz verde para apoyar cualquier movimiento armado en Bolivia”.

Al presidente Chávez “le decimos que las Fuerzas Armadas rechazan enfáticamente intromisiones externas de cualquier índole, vengan de donde vengan, y no permitirán que ningún militar o fuerza extranjera pise el territorio nacional”, dijo, a través de un comunicado, el comandante de las Fuerzas Armadas bolivianas, el general Luis Trigo.

REACCIONES INTERNACIONALES.

LA ONU expresó su preocupación por la situación en Bolivia; “instó a todas las partes involucradas a actuar con moderación” y se declaró “lista para proporcionar cualquier ayuda que requieran los bolivianos a fin de sostener un diálogo”.

LA UNIÓN EUROPEA llamó “al cese inmediato de la violencia en Bolivia”.

LA OEA planteó a través de su secretario general, el chileno José Miguel Insulza, tres puntos básicos: “primero, el fin de la violencia; segundo, el reconocimiento y acatamiento a las autoridades legítimas; y tercero, la instalación de una mesa de diálogo donde los problemas pendientes puedan ser resueltos”.

ECUADOR. El presidente Rafael Correa indicó: América Latina “no va a aceptar la balcanización de la región frente a los grupos que ya no pueden captar el poder por medios legítimos y tratan, por medio de la violencia, la desestabilización y el terror, lograr sus objetivos perversos”.

PERÚ afirmó, por intermedio de su presidente, Alan García, su “rechazo a la violencia y a cualquier esfuerzo separatista que rompa la integridad de las naciones”.

ESPAÑA dijo a través de María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta primera del Gobierno español: “Seguimos los acontecimientos con preocupación y lamentamos mucho los acontecimientos que han tenido lugar”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.