Wall Street sentirá el ‘efecto iguana’

Wall Street sentirá el ‘efecto iguana’

Hace un año, miles de colombianos se apretujaban en los supermercados, bancos y firmas comisionistas para adquirir acciones de Ecopetrol.

13 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Ayer, la mayor empresa del país vivió un momento igual de excitante: la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés) le aprobó un programa de colocación de ADR tipo 2. En palabras más sencillas, la petrolera nacional quedó en la grilla de partida para cotizar en la Bolsa de Nueva York a partir de la próxima semana.

Eso significa que un inversionista en Estados Unidos podrá adquirir acciones de Ecopetrol en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), mediante la figura del ADR.

Los papeles que se adquieran por esa vía saldrán de los que estén disponibles en el mercado colombiano. En ningún momento se trata de una nueva emisión en Estados Unidos o Colombia.

La hora de la verdad El JP Morgan Chase Bank será el depositario de 20 millones de ADR de la compañía colombiana. Cada uno representa 20 acciones ordinarias, lo que en cifras globales equivale a 500 millones de dólares (un billón de pesos). Se calcula que el precio de cada ADR será 27 dólares.

El jueves, cuando el presidente de la empresa, Javier Gutiérrez, toque la campana que abre la jornada en Wall Street, se sabrá qué tan atractiva es Ecopetrol para los inversionistas de la mayor plaza bursátil del planeta.

Para los actuales socios, la inscripción de las acciones en Nueva York no tendrá ningún efecto, salvo que el precio de sus papeles –que ha aumentado 91 por ciento desde el 27 de noviembre, cuando se empezó a negociar– suba aun más Una de las ventajas para el mercado local es que se espera mayor movimiento accionario, en la medida en que se abre una puerta a los inversionistas extranjeros.

“Los títulos circularán más y la demanda adicional por estos papeles lleva a pensar que los precios pueden subir”, dice Édgar Jiménez, analista de Stanford Bolsa y Banca.

Pero al mismo tiempo, al ser Ecopetrol una compañía más global, sus títulos se verán más afectados por las noticias internacionales de su sector, sean buenas o malas, como las fluctuaciones de la cotización del petróleo.

La tarea de darse a conocer no será fácil. Si bien en Colombia es quizás la empresa más reconocida, en Estados Unidos apenas será una de las miles que a diario cotizan en bolsa. Además, seguirá siendo un pequeño jugador al lado de corporaciones como ExxonMobil, Microsoft y Google, cuyos papeles concentran a diario la atención del mercado.

Por eso, desde ayer mismo el presidente de la empresa inició una serie de reuniones con potenciales inversionistas, para mostrarles qué es Ecopetrol y animarlos a adquirir los ADR.

Para llegar a Wall Street, la petrolera tuvo que adaptar todas sus normas contables a las que rigen en Estados Unidos. Negociar los ADR en ese país también le implicará un compromiso mayor en cuanto a transparencia en el manejo de la información y aplicación de políticas de gobierno corporativo.

Así funcionan los ADR en Nueva York.

Los ADR (American Depositary Receipt) es la manera más común en que una empresa de un país diferente de Estados Unidos y con un tipo de cambio distinto al dólar puede entrar a cotizar en la Bolsa de Nueva York.

Bancolombia ya cuenta con este tipo de títulos.

Hay tres tipos de ADR. Según los analistas, el escogido por Ecopetrol (2) implica un mayor grado de exigencia de las autoridades bursátiles estadounidenses.

Un inversionista que quiera acciones de Ecopetrol le da la orden al JP Morgan de adquirir cierto número de papeles, y esa entidad ejecuta la orden de compra por intermedio de la Bolsa de Valores de Colombia.

Como cualquier otra acción Los ADR son adquiridos y negociados en el mercado de Estados Unidos como una acción normal. Además, sus precios son fijados en dólares y sus dividendos son pagados en esa misma moneda.

Estos papeles tienen riesgos adicionales a los que presenta la acción de una empresa situada en ese país. Entre los más importantes están el político y el del tipo de cambio. Según la firma de corredores Visión Valores, el riesgo político es el asociado con el movimiento del precio de los ADR originado en la inestabilidad del país de origen.

En cuanto a los riesgos asociados al cambio en el valor de la moneda en que están denominadas las acciones originales, una devaluación en la nación de origen tenderá a reducir el precio en dólares del ADR

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.