A PROPÓSITO DE LAS CURADURÍAS URBANAS

A PROPÓSITO DE LAS CURADURÍAS URBANAS

Cuando el Decreto 2150 de 1995, o sea el expedido por la presidencia de la República para eliminar trámites, incluyendo dentro de su articulado la creación de las Curadurías Urbanas, las personas que habían concebido la idea, y que la incluyeron en el proyecto Ley que modificará la Reforma Urbana, consideraron que la interpretación retomada al redactar el decreto era desafortunada, incompleta e inoportuna.

01 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Para quienes no lo saben, las Curadurías Urbanas estarán integradas por particulares uqe tendrán las funciones públicas de otorgar licencias de construcción y urbanismo y estarán obligados a dar fé del cumplimiento de las normas vigentes en cada municipio de mas de 100.000 habitantes.

El 2150 otorgó a los municipios un plazo de seis meses para la puesta en marcha de las Curadurías, período que vence el próximo 5 de junio.Ante este plazo perentorio, ciudades como Bogotá y Cali, se apresuraron para cumplir la norma, haciendo incluso reformas administrativas que significaron la reducción de personal de las dependencias que tradicionalmente se han dedicado a la expedición de licencias de construcción.

Durante la primera semana de mayo de 1996, la secretaria de Ordenamiento Urbanístico de Cali anunció la apertura del concurso de Méritos para la designación de los curadores, decisión que fue revocada con un tercer aviso debido a la situación que se detalla en este artículo.

En contraposición al 2150, recientemente el senador Juan Martín Caicedo Ferrer presentó el proyecto de Ley 232 de 1996 que deroga el capítulo V del decreto 2150, o sea correspondiente a la creación de las Curadurías Urbanas.

A pesar de la solicitud expresa de la Junta Nacional de Camacol de la inconveniencia de esta derogación porue ciudades como Cali y Bogotá ya estaban preparadas para la designación de curadores, el senado ya aprobó en plenaria el proyecto de ley de aplazar hasta que la ley de Reforma Urbana se haga, la puesta en marcha de las Curadurías Urbanas.

Enseguida el proyecto de ley hizo tránsito a la Cámara que nombró como ponente a Antonio Alvarez Lleras de la Comisión III de esa corporación, en la que se pretende continuar el trámite tan +agilmente como en el Senado.

Independientemente de lo que suceda con el proyecto de ley 232 el viceministerio de Vivienda, Desarrollo Urbano y Agua potable en cumplimiento de lo dispuesto en el decreto 2150 ha redactado la reglamentación pertinente para la puesta en marcha de las Curadurías Urbanas.

Camacol ha tenido la oportunidad de participar activamente en la redacción de esa reglamentación con el ánimo que la innovadora figura no cause perjuicio alguno alguno a sus procesos de obtención de licencias de construcción.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.