BRINDAR PLACER ES LA MISIÓN DEL EJERCICIO

BRINDAR PLACER ES LA MISIÓN DEL EJERCICIO

Las clases de educación física en varias ocasiones son un martirio chino para los niños, la razón de esto es que los pequeños no sienten placer y gusto porque son obligados a realizar ejercicios que no desean.

03 de abril 1995 , 12:00 a.m.

De acuerdo con la fisioterapeuta docente de la Universidad del Rosario, María Estela Parra Sánchez, el éxito de dicha materia está en la satisfacción y gozo que proporcione a los menores cuando ejecuten los ejercicios que les señala.

Precisamente el objetivo de la gimnasia a temprana edad es ayudar al niño a sentir sensaciones de agrado y disfrute, para que de esta manera se favorezca su desarrollo motriz y sus capacidades cardiovasculares , asegura Parra.

La producción de endorfinas es otro de los beneficios que se obtiene con el ejercicio. Esta es una sustancia química del cerebro que motiva una sensación de bienestar y placer, además, alivia el dolor. De ahí su estrecha relación con la morfina, el medicamento con las mismas características.

Pero allí no terminan los vínculos del ejercicio con la medicina. De acuerdo con la especialista, el ejercicio es un medicamento y como tal debe ser dosificado.

Si una persona se excede en el ejercicio o realiza movimientos que no van de acuerdo con sus capacidades y necesidades físicas, puede tener efectos perjudiciales que van desde desgarros musculares y alteraciones biomecánicas (como dolores de espalda y malas posturas) hasta la muerte, cuando se produce un paro cardíaco por sobre exigir al corazón .

Qué es correcto? Definitivamente la clave está en llevar a cabo una educación física correcta, pero cómo hacerlo? Los fisioterapeutas recomiendan que desde temprana edad los padres motiven a sus hijos para que realicen movimientos, así los preparan para el ejercicio.

Un ejemplo de ello es el modelo alemán, que permite a las madres ayudar a sus pequeños a que se relacionen con el ejercicio a través del juego o de actividades sencillas como caminar, nadar, patinar o correr.

Una vez se cumple este proceso, quienes están a cargo de las clases de educación física deben medir las capacidades de sus alumnos, esto es observar las características cardiorespiratorias, de elasticidad, potencia muscular, peso, estatura, postura, actitud mental y facilidades para desarrollar movimientos espontáneos.

Con esta información, los maestros deben realizar movimientos que busquen desarrollar las condiciones físicas que requieren sus alumnos para practicar el deporte deseado por ellos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.