Documentales nacionales abren cam

Documentales nacionales abren cam

Por primera vez desde que se crearon las convocatorias del Fondo de Desarrollo Cinematográfico, en el 2004, dos documentales ganaron en la categoría de posproducción de largometraje.

12 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Son Biblioburro y Sonido bestial, que recibirán 120 millones de pesos, cada uno, para finalizarse en 35 milímetros y así entrar a salas de cine y a festivales.

“Colombia tiene una tradición documental y, en esta oportunidad, lograron llamar la atención del jurado porque son películas bien hechas y con narrativas estructuradas”, dice David Melo, director de Cinematografía.

La modalidad de guión de largometraje, antes solo para ficción, se abrió a documentales. Ganaron Los Balanta: cinco siglos en la epopeya de una familia afrocolombiana y La eterna noche de las doce lunas. En Producción de largometrajes ganaron Pablo’s Hippos y Siete días y siete noches.

“Es un reto ir al mercado con estas películas”, agrega Melo. A lo que Claudia Triana, directora de Proimágenes en Movimiento, el ente que administra el Fondo, responde: “Si hay material de mayor calidad, los exhibidores van a empezar a abrirles puertas”.

La modalidad exclusiva de documental será premiada el 23 de octubre.

- Entre el Pacífico y la cultura Wayú Dos proyectos ganadores en la modalidad de Escritura de guión para largometraje de ficción-investigación para largometraje documental fueron Los Balanta... y La eterna noche...

El primero, de Lucas Silva, buscará reunir a algunos miembros de la dinastía de músicos Balanta, de Guapi y Timbiquí, con la tribu del mismo nombre en Senegal, donde, según Silva, nació la marimba. “La idea es escoger un grupo musical de currulao del Pacífico y llevarlo allá. Iremos a buscar a los descendientes directos para demostrar que sí hay una verdadera tradición”..

La eterna noche..., de Priscila Padilla, se acercará al encerramiento, el rito ancestral de la cultura wayú practicado a las niñas de la comunidad, una vez les llega la menstruación.

- Los mejores en producción Pablo's Hippos y Siete días y siete noches ganaron en producción de largometrajes. El primero es sobre el narcotráfico en Colombia visto por dos hipopótamos de Pablo Escobar. Es una coproducción entre Colombia, Estados Unidos y Gran Bretaña (con participación de la BBC), animada en un 25 por ciento. El guión, la investigación y los dibujos de los animales son de Antonio Caballero. Los directores son el colombiano Antonio von Hildebrand y el estadounidense Stephen Hopkins.

Siete días y siete noches trata sobre José Antonio Iglesias, nacido en España, criado en Venezuela y perdido en Colombia, que se hundió en el barrio El Cartucho, arrastrado por la droga. Es una investigación de siete años y muestra su camino de regreso. La investigación y la dirección son de Germán Piffano Mendoza.

Tras la pista de Richie y Bobby Sylvia Vargas Gómez y Sandro Romero Rey se aventuraron a hacer un documental sobre dos de las grandes leyendas vivas de la salsa: Richie Ray y Bobby Cruz, quienes, después de 15 años consagrados al cristianismo, regresaron a los escenarios salseros del mundo.

Con una cámara de formato Mini DV, los directores capturaron cien horas de material, tanto de conciertos como material privado.

Lo empezaron a recopilar desde julio del 2001. Ya hay un primer corte del documental que será convertido a 35 milímetros.

Para Romero Rey, el hecho de que se hayan premiado dos documentales en la modalidad de Posproducción es una apuesta “a que el formato se incremente y que Colombia, un país con una tradición muy interesante a nivel de historias audiovisuales dentro del género no-ficción, pueda brindarles a los espectadores productos de alta calidad, sin necesidad de restringirse al formato argumental”.

El profesor que puso a los burros de bibliotecas ambulantes A La Gloria (Magdalena), el director colombiano Carlos Rendón Zipagauta llevó un pequeño equipo de colombianos, franceses y belgas para rodar una historia sobre el célebre profesor y librero Luis Soriano, quien, al ver que sus alumnos no podían hacer sus tareas por falta de libros, armó una biblioteca ambulante única en el mundo. La llevan a cuestas los burros ‘Alfa’ y ‘Beto’, con los que Soriano recorre las veredas de Nueva Granada.

El documental está listo en su versión de 52 minutos para televisión. Pero ahora que ganó en la categoría de Posproduccion de largometrajes, se ampliará a 85 minutos para ir a salas de cine. “Esto nos tomó por sorpresa.

Es un reconocimiento inusual”, dice Joyce Ventura, coproductora de Biblioburro, sobre el hecho de haber superado a las películas de ficción, las que de manera habitual ganan esta categoría.

Ventura ve este reconocimiento como un incentivo para la distribución de documentales en salas de cine.

Por lo pronto, será presentado el 23 y el 25 de septiembre, en su primera versión en la Muestra Internacional Documental, y competirá en la selección oficial de documental del Festival de Cine de Bogotá, que comienza el primero de octubre

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.