DEL SON A LA PUYA, MINISTRO

DEL SON A LA PUYA, MINISTRO

En los festivales de la Leyenda Vallenata el ritmo más difícil para los acordeoneros es la puya. Pican su teclado a gusto con el son, el paseo y el merengue, mientras que la puya solamente la ejecutan a la perfección los grandes.

03 de abril 1995 , 12:00 a.m.

En el ministerio de Comunicaciones todo es a ritmo de son -el más lento- cuando en esa cartera se debe estar tocando puya el más rápido-. La apertura a la competencia de la larga distancia es un compromiso del ministro y del gobierno con el país. Sin embargo, para esto no se le ven a Armando Benedetti las ganas que demostró para sacar adelante la ley de televisión, en la que sí le fue muy bien. Será que no entiende la importancia que en este mundo moderno tiene poder contar con servicios eficientes y tarifas competitivas para las comunicaciones de larga distancia? O será que está de espaldas a la realidad de lo que está pasando en otros países, esos sí con ganas e intenciones de progresar tecnológicamente, en cuanto a telecomunicaciones se refiere? Mientras en la fiesta se siga tocando son, muchos de los invitados tendrán que bailar con la más fea, con la seguridad de que serán pisados muchas veces, mientras sus vecinos aprovecharán las más lindas. El 18 de enero de este año se emitió el documento Conpes, en el cual se esboza el Plan de Desarrollo de las Telecomunicaciones y se fija un cronograma para él. Para nadie es nuevo lo que había que hacer. La Comisión de Regulación conocía los pasos que debía ejecutar y así dejó constancia, en la agenda de trabajo para el 95, que presentó al ministerio. Entre sus puntos estaban las labores necesarias para la reglamentación de la competencia en la larga distancia tales como tarifas, normas, etc. La sorpresa grande se dio cuando desde esa cartera se le solicitó que esos temas fueran excluidos.

Menos mal que existe el documento arriba mencionado porque con él se puede demostrar, sin lugar a dudas, que se está incumpliendo el cronograma. Para febrero de este año se debería haber definido la nueva estructura tarifaria para la larga distancia y haber establecido un esquema de transición entre las viejas y las nuevas tarifas, que contemple la situación de las diferentes empresas estatales prestatarias de los servicios de telefonía.

Igualmente, ya tendría que estar listo el plan de telefonía social, siguiendo los lineamientos establecidos en el documento Conpes y los decretos 1642 y 2654 de 1994. Creo que la actividad que debería haberse realizado para marzo, como lo es la definición del alcance específico de los planes de telefonía social, tampoco se hizo. Para abril está pendiente una propuesta de la distribución de los recursos del Presupuesto Nacional para la ejecución del plan. Todo para después salir con la disculpa de que el tiempo no les alcanzó y que la competencia se debe iniciar no en el 97 sino más tarde.

En mi concepto lo que hace falta es el compromiso sincero del ministerio de Comunicaciones con el tema y ponerse a la altura de los reyes vallenatos cuando tocan la puya. Como dice Alfredo Gutiérrez en una de sus interpretaciones: Porque yo en el mes de mayo, me presento al festival y tengo que demostrar que en la puya soy buen gallo. Sí será usted, señor ministro, el gallo?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.