SIN PROTESTAS NI PAROS

SIN PROTESTAS NI PAROS

Nadie podría desconocer que el respetable gremio de los cafeteros, y específicamente el sector de los no potentados, afronta múltiples problemas, derivados en su parte más significativa de la intensa plaga de la broca que ha venido diezmando los cultivos, y que en el inmediato futuro habrá de generar reducción muy apreciable en las cosechas. Los colombianos tienen conciencia de esa situación, y comparten el anhelo de medidas eficaces para superarla.

01 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Con todo, es también claro que no tienen sentido las airadas protestas, ni mucho menos la amenaza de paros, a nivel local o nacional, como algunos han pretendido preconizarlos. La realidad, como lo anota la Federación del ramo, es que la revisión periódica del precio interno ha permitido defenderlo, hasta el punto de que en la práctica casi se ha duplicado, y si no ha habido nuevos reajustes se debe a la circunstancia de que el mercado internacional no lo ha permitido. De otra parte se han refinanciado las deudas de los cafeteros y se les ha garantizado ayuda tecnológica contra la broca.

A propósito de las deudas, la solicitud de condonación no parece viable, porque ciertamente no es fácil condonar una deuda próxima a los 270.000 millones de pesos. Mas ya se ha reconocido a los deudores cafeteros una rebaja del 30 por ciento, que bien significativa. En estas materias siempre es más aconsejable la comprensión solidaria que la amenaza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.