RESTRINGIDOS LOS VUELOS A PEREIRA

RESTRINGIDOS LOS VUELOS A PEREIRA

Las operaciones aéreas del aeropuerto internacional Matecaña, de Pereira, se encuentran restringidas desde la noche del pasado sábado, luego de que una descarga eléctrica quemara las tres consolas de aproximación con que cuenta la torre de control para comunicarse con las aeronaves que llegan y salen de esta capital.

03 de junio 1996 , 12:00 a. m.

El rayo obligó a suspender tres vuelos en la noche del sábado y produjo demoras y contratiempos en los vuelos programados en las horas de la mañana de ayer, la mayoría de ellos con destino a Bogotá y Medellín.

En las horas de la tarde fueron cancelados otros de los vuelos programados, al producirse una descarga en el sistema provisional de comunicaciones que fue activado por la emergencia.

Del aeropuerto Matecaña operan diariamente cerca de 20 vuelos nacionales que sufrirán restricciones por lo menos durante este semana, dijo uno de los operadores de la torre de control, al calificar el daño como grave para el funcionamiento del terminal.

Ayer, eran esperados técnicos de la ciudad de Cali para iniciar los arreglos respectivos, dijo el mismo vocero, al explicar que por el daño registrado, los riesgos para las operaciones aéreas aumentan ostensiblemente.

Por otra parte, sesenta familias de los barrios Santa Fe y la Isla del populoso sector de Cuba, en el suroccidente de Pereira, resultaron afectadas por las inundaciones que ocasionó la quebrada El Oso en la noche del sábado.

Aunque no fue necesario evacuar a los moradores de las viviendas inundadas se produjeron algunas pérdidas de enseres, informó la coordinadora del Comité Local de Emergencias, Luz Marina Ochoa.

Las fuertes lluvias de los últimos tres días han afectado en total 310 familias de los barrios El Cortés, La Playita, Brisas del Consota, San Fernando, La Dulcera, Santa Inés, Caracol la Curva y Jaime Salazar Robledo, donde fueron evacuadas dos familias a las que el río Otún se les llevó parte de sus viviendas.

Ochoa dijo que esos sectores se han caracterizado por su vulnerabilidad en épocas de invierno y por ello son objeto de un monitoreo especial durante los momentos de mayores precipitaciones.

El sector del cerro Cánceles, en el oriente de esta capital, también era objeto de un seguimiento especial, para evitar tragedias.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.