AMORÍOS ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE

AMORÍOS ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE

Lo que comenzó como un juego de niños terminó en una gran tragedia. Una mañana de febrero unos pequeños artistas en formación jugaban con fuego, hasta que el fuego les jugó una mala pasada: acabo con la silletería, la escenografía y el tablado del teatro de la fundación Benposta, cuyo objetivo primordial es, precisamente, educar jóvenes a través de una formación artística.

03 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Mejor dicho, fue como si se hubiera quemado el salón de clases, pues los muchachos, entre los 8 y los 18 años, aprenden a través del teatro, la danza, la música y las artes plásticas valores como la solidaridad, la amistad, la disciplina, el compañerismo, la tolerancia, al tiempo que conocen de sus raíces, pues los últimos montajes que han realizado Mestizaje y Amoríos entre cielo y tierra se basan en la investigación y exploración de la cultura colombiana, especialmente en la zona del Litoral Pacífico.

Llevamos más de un año estudiando este tema. Durante la investigación hemos descubierto que en Colombia vivimos de una forma diferente la confrontación constante de la vida y la muerte. En la cultura occidental es frecuente la desaparición del contrario, en cambio, aquí vivimos con el conflicto. En el Pacífico colombiano se canta y se baila en un entierro, aunque no se sienten en fiesta. Es una expresión artística y una visión de la muerte como un espacio distinto , dice Carlos Eduardo Martínez, coordinador artístico de Benposta.

De estas investigaciones salió Amoríos entre cielo y tierra, que narra la historia de Amaury, un niño al que desaparece por lo que lo creen muerto, lo lloran y lo entierran. Sin embargo, realmente lo tiene la Tunda, un personaje mítico que se lleva a los niños malcriados.

Al descubrir esto, el pueblo debe enfrentar a la temida Tunda para liberar al pequeño. A través de cantos y danzas que van desde bundes, pasillos y currulaos, hasta polkas y jotas, se desarrolla esta historia en la que el miedo y la muerte son vencidos por la tolerancia y la convivencia.

Esta obra, montada gracias a una beca de Colcultura, se presentará esta noche a las 8, en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán para recoger fondos destinados a la reconstrucción del teatro. Recuperar lo perdido tienen un costo aproximado de 50 millones de pesos. Las boletas se pueden conseguir en la taquilla o llamando a Ticket Express, teléfonos 6181235 y 2570893.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.