Detenido líder de toma de la 93

Detenido líder de toma de la 93

Una toma de desplazados que se prolongó por más de cuatro horas en el parque de la 93, en el norte de Bogotá, terminó ayer con la detención de siete adultos, entre ellos un hombre identificado como Ricardo Jiménez, a quien las autoridades señalan de estar detrás de las tomas de desplazados.

09 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

La protesta comenzó a las 10 de la mañana, cuando cerca de 100 personas llegaron al parque, liderados por Jiménez, quien reclamaba 58 millones de pesos por cada desplazado, como condición para retirarse del lugar.

A nombre del grupo, Jiménez se quejó de los incumplimientos del Gobierno a los compromisos adquiridos el pasado 31 de julio, cuando se presentó un hecho similar. Al mediodía llegó el defensor del pueblo, Vólmar Pérez, quien escuchó –durante dos horas- las peticiones de los desplazados, que pedían la presencia del alcalde Samuel Moreno y de miembros de la Cruz Roja Engañaron a desplazados Blanca Inés Durán, alcaldesa local de Chapinero, aseguró que el Distrito sí llevó a cabo las afiliaciones de salud, el acceso al sistema educativo y la realización de la mesa de negociación con Acción Social y con la Alcaldía Mayor.

Según la Policía, algunas personas les dijeron a las autoridades que habían sido engañados por Jiménez para que participaran en la protesta y que muchos niños fueron llevados para ser utilizados como escudos humanos.

A medida que pasaban los minutos la situación se tornaba más tensa. A pocos metros, el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y miembros de la Fuerza Disponible esperaban la orden del general Rodolfo Palomino, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, quien llegó al lugar minutos antes de iniciarse el desalojo.

A las 2:30 de la tarde, cerca de 40 hombres del escuadrón antimotines rodearon el parque, con el apoyo de 15 mujeres de la Policía de Menores que se encargaron de los niños. Nueve fueron remitidos a hogares del ICBF.

El líder de la protesta fue detenido y llevado a una de las tanquetas policiales parqueadas en el costado sur del parque.

Los desplazados, en un último intento, se enfrentaron con las autoridades.

El general Palomino señaló que este hombre va a ser judicializado por aprovecharse de la situación de la población desplazada para sacar beneficios económicos.

Bares y tiendas de ropa en los alrededores del parque de la 93 cerraron sus puertas mientras volvía la calma. El tránsito por la 93, entre las carreras 7a. y 15, permaneció cerrado. La calle 94 se torno imposible para los conductores que buscaban la carrera 7a., desde la NQS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.