UN DEBATE CON FILTRO...

UN DEBATE CON FILTRO...

Si prospera una iniciativa legal en curso en el Congreso, el Estado quedará obligado a patrocinar proyectos de sustitución de cultivos de tabaco.

02 de abril 1995 , 12:00 a.m.

La iniciativa sobre la sustitución está contenida en el mismo proyecto de ley que plantea severas restricciones a la publicidad del cigarrillo y busca cerrar progresivamente el círculo a los fumadores.

Querría el legislador ir abonando el terreno para que el tabaco reciba en el futuro un tratamiento similar al que hoy está reservado a cultivos ilícitos como la coca y la amapola? Este es uno de los temas del debate que ha suscitado desde ya la iniciativa que se apresta a hacer tránsito en el Senado.

El senador Mauricio Jaramillo, ponente del proyecto, presenta el problema en términos de salud pública y considera que la propuesta guarda una estrecha afinidad con preceptos constitucionales que protegen el derecho a una vida sana.

Quienes apoyan esa posición consideran que el galopante aumento del cáncer imputable al consumo de cigarrillo amerita una acción decidida del Estado para combatir su consumo, en aras del interés público.

El médico Héctor Jaime Posso, de la División de Epidemiología del Instituto Nacional de Cancerología enseña estadísticas según las cuales durante 1994 murieron en el país 1.747 hombres y 1.000 mujeres por cáncer relacionado con el tabaquismo.

Explica que la mayoría de los pacientes que se atienden anualmente padecen enfermedades de cáncer de pulmón y de cáncer de labio, cavidad bucal y faringe que atacan a los fumadores habituales.

Los productores consideran que es legítimo el derecho del Estado a promover campañas para preservar la salud ciudadana, pero consideran que las restricciones en ciernes sobre la industria tabacalera tendrían efectos más graves en los campos económico y social y perjudicarían a muchas más personas de las que actualmente tienen problemas por causas del consumo de cigarrillo.

Según un documento preparado por la Philip Morris, una de las principales multinacionales productora de cigarrillos en el mundo, la industria del tabaco, en su fase agrícola, genera actualmente en Colombia empleos directos para más de 120.000 campesinos y 40.000 empleos indirectos.

En su fase industrial -agrega- la producción se concentra en Bogotá, Medellín y Bucaramanga, con ventas anuales estimadas en 24 millones de unidades. Así mismo, genera 2.500 empleos directos y 17.000 indirectos y su aporte fiscal en 1993 fue de 57.000 millones de pesos.

A su juicio, el proyecto de ley desconoce al tabaco como objeto legal de la industria y el comercio e ignora los aportes de la producción a la estabilidad social del país.

Bocanadas de libertad El otro tema cálido del debate tiene que ver con los derechos que se verían conculcados con la restricción legal de publicidad.

El proyecto 147 limita los espacios de difusión propagandística e incluso busca moderar el contenido mismo de los mensajes.

Para los productores y comercializadores la iniciativa socava el derecho a la libre expresión comercial, afecta el derecho al libre desarrollo de la personalidad y pone límites extraconstitucionales a la libertad de prensa que, según su enfoque, tiene en la publicidad uno de los principales sostenes.

Darío Múnera, presidente de Coltabaco, opina que la solución no está en ponerle talanqueras a una industria lícita, sino en establecer unas reglas del juego para que fumadores y no fumadores puedan convivir sin desconocer mútuamente sus derechos.

Además -dice- diferentes estudios se han demostrado que la publicidad no aumenta el consumo. Con los anuncios sólo se pretende que el consumidor prefiera unas marcas .

Derechos sin filtro Cabalgando a lomo de los mismos argumentos que esbozó la Corte Constitucional cuando tumbó normas que penalizaban el consumo de la dosis mínima.

La jurisprudencia en nuestro país -dice un análisis de la Philip Morris- es clara en indicar que el legislador puede prescribir la forma en que una persona debe comportarse con otros. Pero no le es dable prescribir sobre la forma en que debo comportarme conmigo mismo. En este sentido, el Proyecto de Ley contiene normas sobre el comportamiento individual, particular o íntimo, sin tener en cuenta que los comportamientos que debe y puede regular son frente a las relaciones entre distintas personas .

Aducen también una posible violación al principio de la igualdad consagrado en la Carta, por cuanto se pretende regular los derechos de los no fumadores desconociendo el derecho de quienes no lo son.

Para Jorge Efrén Múnera, profesor de derecho público, no es posible jerarquizar los derechos, pero sí tener en cuenta el principio según el cual el interés general prima sobre el particular.

Se puede sacrificar el derecho a la salud en aras de un interés comercial? Esa es la cuestión de fondo , dice.

La publicidad induce? Aunque la esencia de la publicidad es la creación de necesidades de consumo, los productores de cigarrillos creen que no es cierto que sus mensajes generen en los niños el hábito de fumar.

Para reforzar su idea citan un estudio de la Organización Mundial de la Salud que data de 1986, según el cual cuando los jóvenes empiezan a fumar, uno de los factores más importantes son los atributos relacionados con el fumar de otras personas más importantes para él .

Según ellos, la conclusión predominante es la de que los fumadores empiezan y dejan de fumar por factores sociales, culturales y familiares, no por la publicidad.

Para sustentar su tesis según la cual los mensajes comerciales no son los principales mecanismos de inducción a los fumadores, citan un estudio de la Asociación Internacional de Publicidad (IAA), según el cual Noruega, donde la publicidad de cigarrillos está totalmente prohibida, tiene el porcentaje más alto de jóvenes fumadores.

Según el documento, la prohibición total de tabaco se llevó a cabo en Noruega en 1975. En 1979, se vendieron allí 2 billones de cigarrillos y en 1989, después de un pequeño crecimiento de la población, se vendieron 2,9 billones.

Por lo pronto, el Congreso no está dispuesto a dejar el debate entre el tintero... ni en el cenicero.

recuadro segunda nota... cigarrillos...

Publicidad Aunque algunas de ellas ya fueron adoptadas mediante decreto por el Consejo Nacional de Estupefacientes, estas serían las principales restricciones a la publicidad para el cigarrillo, en caso de que el proyecto sea aprobado: 1. Los anuncios, menciones comerciales o propagandas de cigarrillos, tabaco o sus derivados solo podrán referirse a marcas, calidad, precios y sistema de distribución de los productos anunciados, y no podrán ser representados por menores de edad, ni escenificar la acción física de fumar u otras acciones o palabras que inciten al consumo de tales productos o hagan su apología.

2. En todos los anuncios, se deberá expresar claramente en el audio, en la imagen o en el texto, según sea el caso, una de estas frases: - El cigarrillo puede producir cáncer ; fumar es causa de muerte ; la nicotina es una droga adictiva ; fumar aumenta el riesgo de infarto ; fumar causa cáncer de pulmón y enfisema ; fumar durante el embarazo puede ocasionar muerte prematura del bebé y bajo peso al nacer .

3. A partir del primero de enero de 1996 no se aceptará la promoción del consumo de cigarrillos para patrocinar eventos deportivos y culturales.

4. Los anuncios o propagandas de cigarrillos y sus derivados en radio o televisión, solo podrán transmitirse entre las 11:00 de la noche y las 5:00 de la mañana del día siguiente y no podrán tener una duración de más de 30 segundos.

5. En el caso de periódicos y otros medios impresos, los anuncios o propagandas de cigarrillos deberán limitarse a páginas interiores, no exceder de uno por marca por ejemplar y su tamaño no podrá exceder una cuarta parte de la página.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.