DE BAILE POR EL CORAZÓN DE AFRICA

DE BAILE POR EL CORAZÓN DE AFRICA

El bailarín Rafael Palacios realizó el sueño de viajar al Africa para danzar y recobrar allí, en un retorno simbólico a las fuentes, una parte de lo que las aguas de la historia engulleron en los siglos de la trata negrera, cuando se inició el proceso de mestizaje que luego se llamaría América.

03 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Palacios, de 26 años, 1.80 de estatura y cuerpo de guerrero Masai, se embarcó hace tres años en un viaje que lo llevó desde su mestiza Colombia a la cosmopolita París y luego al corazón de Africa, a Uagadugú, capital de Burkina Faso.

Mi viaje por el mundo de la danza adquirirá todo su sentido el día en que realice mi sueño de crear una escuela de danza en la costa pacífica de Colombia , dice.

Una parte de la familia de este bailarín, nacido en Medellín, viene del litoral pacífico de Colombia, esa costa bañada por el mar del sur , poblada a partir del año 1600, desde Panamá hasta Esmeraldas, en Ecuador, por miles de africanos deportados, obligados a trabajar en las minas de oro y plata y en plantaciones de caña de azúcar y banano.

En Colombia, desde niño, trabajé la danza clásica y luego pasé al folclor, a las danzas tradicionales del pacífico colombiano, con el Ballet Nacional. Después me decidí a viajar porque quería reencontrar la tradición africana de la danza, que en Colombia, se conoce muy poco , declaró Palacios.

En París me inicié en la danza de expresión africana. Aquí conocí a Irene Tassembedo, un verdadero genio. Con ella he hecho talleres en Burkina Faso y en Senegal. La danza tradicional es la base, pero ella también trabaja en el mestizaje de las danzas tradicionales de su continente con las técnicas de las danzas de Occidente: moderna, jazz, clásica .

Su encuentro con Tassembedo en París no fue una casualidad, pues esta ciudad es una de las capitales mundiales de la danza de expresión africana gracias a la presencia de numerosos bailarines, coreógrafos, músicos y actores nacidos en los países que fueron hasta hace décadas colonias de Francia en el Africa.

La bailarina burkinabé es una de las inventoras del concepto de danza mestiza. Irene Tassembedo considera que la danza africana no debe permanecer cuajada en la tradición, sino inscribirse en el presente, reinventarse de manera continua , explicó el colombiano.

Para Rafael Palacios, ir al Africa a recordar como bailaban los antepasados -aprender es recordar, decía Platón- ingresar a la compañía internacional de danza Ebene (Ebano) de Irene Tassembedo, y trabajar como actor y bailarín en el ballet-teatro Wakati ha sido más de lo que podía esperar al salir de Colombia.

Acabamos de regresar de una gira de dos meses con el ballet Wakati por quince países africanos. Ha sido una experiencia vital para mí , dice.

El ballet acaba de presentarse en París con mucho éxito. La forma de bailar de Rafael Palacios es algo más suave, con una vibración diferente, que la de los africanos, europeos y asiáticos de la compañía Ebene . Su manera de moverse está impregnada la cadencia tropical del pacífico colombiano.

Para la gente de esa región, quiero crear algún día una escuela de danza y compartir lo que he aprendido con ellos, que no han tenido oportunidad de salir , dice.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.