LA VIOLENCIA LE SACA VENTAJA A LA PAZ EN SUCRE

LA VIOLENCIA LE SACA VENTAJA A LA PAZ EN SUCRE

Las lágrimas corrían por las mejillas de la mujer vestida de blanco. Su mirada se perdía por las empedradas calles de Colosó (Sucre).

02 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Ella perdió a su marido. Asistía al novenario y no hubo comentarios, ni palabras de dolor, apenas se escucharon sollozos y lamentaciones por el ser querido, que se fue en medio de una balacera que le arrancó la vida.

No hay nombres ni identidades. No se puede decir de quién se trata por su seguridad, al igual que muchas familias de víctimas del conflicto armado que vive Sucre. Las denuncias no existen y la impunidad reina.

En Colosó muchos han cerrado sus casas, unas 20 en el casco urbano, porque el frente 35 de las Farc los tienen sentenciados. La familia Paternina Mateus huyó tras el asesinato, en febrero, de Alvaro Santander Paternina, beisbolista y celador de colegio A los Paternina también les quemaron su vivienda, acusados de ser auxiliadores de las fuerza pública. Poco a poco las casas aledañas se fueron cerrando con candados, tras el ataque a la estación de policía.

En Sucre, ganaderos, agricultores y empresarios se quejan de la inseguridad en el campo, los crímenes y la ola de amenazas. Ellos han dejado de visitar sus fincas, pues allí son presa fácil para secuestradores de la guerrilla o la delincuencia común.

En sus ojos se nota la nostalgia por el campo. La falta que hace sobar el ganado, hundir los pies en el estiércol seco, la arena recién arada, respirar aire puro y atender sus negocios de cerca.

Miguel Nule Amín, ex gobernador de Sucre, a quien le quemaron la finca Santa Helena, sostiene que los ganaderos y agricultores son prisioneros de sus actividades. Tenemos que caer en la finca de sorpresa, escoltados y con una prisa tremenda .

El temor se pasea por todo Sucre. Esta ha sido tal vez la principal arma de la que se han valido la guerrilla y grupos de justicia privada para mantener el respeto .

Actualmente se respira un ambiente de tensión. Hay una ola de amenazas telefónicas que incluyen hasta al gobernador Héctor Pérez Santos, quien recientemente se sintió víctima de un atentado con un carrobomba , cuya carga explosiva resultó siendo una mezcla de harina con agua sucia.

Allí tienen frescos aún los recuerdos de los crímenes del ex gobernador de Sucre Nelson Martelo y del comandante del Batallón de Infantería de Marina, coronel Alfredo Persa Barnes, ocurridos en 1995 Este año la violencia ha dejado 11 policías muertos en el ataque a la estación de Chalán, ocurrida el 12 de marzo; las muertes de tres infantes en una emboscada a un grupo de la Infantería de Marina en el cerro La Piche y la muerte a tiros de Yelnis Mercado, directora de una escuela; de su esposo Alfonso Beltrán, concejal, y de un campesino.

Los asesinatos continuaron con los de siete dirigentes políticos, la mayoría pertenecientes a la Corriente de Renovación Socialista (CRS), el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y Esperanza Paz y Libertad (EPL).

Los últimos hechos ocurrieron en Colosó, donde el 9 de mayo pasado fueron asesinados el concejal Marcel Burgos Ochoa, su yerno Teófilo Pérez Ruiz, los hermanos César Julio y José Rafael Márquez Chamorro, el vecino de éstos y tendero Gonzalo Salas Osorio. Casi todos estos hechos fueron atribuidos al 35 frente de las Farc.

Desde entonces en Sincelejo, sur de Sucre y los Montes de María, que comprende Ovejas, Chalán, Colosó, Morroa (Sucre), San Jacinto, El Carmen de Bolívar y Maríalabaja (Bolívar), la situación es de tensión.

Conflictos políticos En las raíces del conflicto se encuentran problemas políticos por el surgimiento de desmovilizados que tuvieron como escenarios de diálogos de paz a Don Gabriel, donde se firmó con el PRT el acuerdo de dejación de armas en 1991, y Flor del Monte, en Ovejas, donde el 9 de abril de 1994 se firmó la paz con la CRS. También tiene que ver la aparición de Esperanza Paz y Libertad (Epl).

Actualmente en Sucre la población de reinsertados es de cerca de 150. Unos 600 han dejado la región y se han organizado en otras partes del país.

Franklin Alberto Donado Buelvas, máximo dirigente de la CRS, movimiento que tiene 80 militantes en el departamento, sostiene que Sucre se ha convertido en una zona de conflicto entre paramilitares y guerrilla. Este problema también es producto de la importación de la violencia de Urabá. Mucha gente se ha venido para acá y nos ha traído el problema .

Según Donado, las amenazas contra él y su movimiento comenzaron en diciembre de 1987. Uno no sabe ni puede asegurar de dónde vienen las amenazas, lo cierto es que los crímenes se han producido y la gente se tiene que cuidar , señala.

Desde hace 10 años la guerrilla apareció en Sucre. Actualmente operan las Farc con sus frentes 35, en los Montes de María y la región de Sabana, y el 37, en La Mojana y San Jorge, así como el Eln con el Jaime Bateman, al norte de Sucre y el Alfredo Gómez Quiñonez y el José Solano Sepúlveda, en La Mojana.

También opera el grupo de Francisco Caraballo y una disidencia de la CRS. La del PRT fue exterminada por las Farc.

Las zonas de dominio de CRS y el PRT fueron ocupadas por las Farc y el Eln, a los que sólo hasta finales de 1995 les salen al paso los grupos de justicia privada o paramilitares, como respuesta a los asesinatos, secuestros, boleteos y ataques indiscriminados.

De los paramilitares solo se sabe cómo actúan: carros sin placas, motos de alto cilindraje, muchos hombres con armas automáticas y de largo y corto alcance. Se dice que Fidel Castaño está ya por el Golfo de Morrosquillo. Los de acá son otros pero de esos nadie sabe nada , dice una de las personas que recientemente apareció en una lista de Amnistía Internacional.

Sobre los paramilitares el general Eduardo Peñuela Anzola, comandante de la I Brigada de Infantería de Marina dice que como organización no existen.

Entre tanto, el diputado Jesús Barrios sostiene que decir que no existen paramilitares en Sucre es como decir que no hay guerrilla . El, como muchos amenazados, tuvo que abandonar Sincelejo, tras el crimen del diputado del Epl Luis Miguel Vergara, ocurrido el 1 de abril.

Sin embargo volvió porque esta es mi vida porque creo que los problemas no se resuelven con la fuerza .

Cuatro Convivir Para tratar de contrarrestar esta situación, el departamento cuenta actualmente con cuatro Cooperativas de Seguridad Rural (Convivir). Estas cooperativas pueden reunirse y contratar a personas para la vigilancia e inclusive conformar equipos de escoltas para los ganaderos y utilizar medios de comunicación.

El general Peñuela sostiene que la situación de Sucre es mala fama. Dice que hasta mayo de 1996 se han presentado 149 muertes violentas, índices que califica de bajos teniendo en cuenta que incluyen accidentes.

En veremos, creación de zona especial de orden público La racha de asesinatos políticos, la quema de cinco haciendas y 24 secuestros ocurridos durante este año llevaron a la Infantería de Marina y a la Policía a plantear al gobernador Héctor Pérez Santos la creación de una zona especial de orden público en Sucre. Sin embargo, el mandatario dice que está a la espera de la propuesta formal.

El general Peñuela Anzola dice que esta medida sería conveniente para Sincelejo, Ovejas, Colosó, Morroa, Chalán, Tolú, Toluviejo, San Onofre y Corozal.

Considera que así se recobrará el control de la zona y se trabajará en tareas sicológicas para devolverle la tranquilidad a la región y contrarrestar el terrorismo, pero sostiene que eso debe ir unido a inversiones de los gobiernos central, departamental y municipal.

Sin embargo, el alcalde de Sincelejo, Alberto Gómez Revollo, dice que con una zona especial de orden público es imposible pensar en desarrollo, especialmente cuando los gremios políticos, económicos, eclesiásticos y sociales se han unido para emprender el Parque Industrial y Comercial de Sincelejo.

La idea es atraer la inversión de la Costa y de todo el país para fortalecer la economía y crear más fuentes de empleo. La única alternativa que tenemos los alcaldes y la comunidad es buscar el apoyo profesional e institucional y económico del Gobierno , señaló el mandatario.

Por su parte, el ex gobernador Miguel Nule Amín, dice que si no hay una inversión real, social y que genere empleo lo mejor es desechar esta idea. No valdría la pena si es sólo para legislar .

El diputado Jesús Barrios advierte que esta medida sería como un polarizador del conflicto. Uno confía más en una salida política, de diálogo .

Franklin Donado, dirigente de la CRS, manifiesta que no cree que ninguna región del país esté preparada para ser zona especial de orden público. No se respetan los Derechos Humanos en estos momentos, Qué podemos pensar después ? .

Los ganaderos, catedráticos y políticos consultados por EL TIEMPO sostienen que la situación actual es consecuencia de un problema que venía represado y un día explotó.

De acuerdo con Jesús Barrios la situación económica del departamento incidió en el problema: un modelo agropecuario atrasado, una reforma agraria fracasada y la quiebra del algodón, la yuca, el tabaco y hasta el ganado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.