NO SABE QUÉ HACER:

NO SABE QUÉ HACER:

Señor Director:

02 de junio 1996 , 12:00 a.m.

El filósofo del Palacio Liévano entendía al comienzo de su mandato que es de sabios no hablar mucho. Pero ya lo olvidó, y ahora todo se le va en educar jugando ( parece que en algo llamado Jumanji, de obvio interés comunitario?) y no sabe qué hacer con los impuestos recaudados, lógicamente nada hace. Los vecinos de Guaymaral creíamos que efectivamente nos llegaría la dicha de cualquier estrato 2. Vana ilusión. Como a estrato 6 que paga altos impuestos, el arreglo prometido de la vía se limitó a recebado (ya está de nuevo destapado). Pero en los grandes cráteres existentes a lo largo de todo el carreteable no se gastó ni un bulto de relleno. Hasta cuándo seguirá el Tesoro en los bancos y los huecos en las calles? Por otra parte, nos causó verdadero asombro el valor del secretario de Tránsito de haberse arriesgado a venir hasta la calle 170 a observar los trancones. Claro que el coraje no le alcanzó para llegar hasta el cruce de los cementerios, a eso de las 4 p.m., para ver la espléndida organización de nudos a cargo de todos los que queriendo cruzar hacia el occidente, taponan los tres carriles de esa calle que pomposamente llamamos autopista.

Liliana de Díaz Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.