ENTRE LA MESURA Y EL PESIMISMO

ENTRE LA MESURA Y EL PESIMISMO

Hombre, qué le vamos a ganar a Colombia. No se da cuenta que la Selección Perú, con todo y su cuerpo técnico, gana menos de lo que percibe en un mes Faustino Asprilla... .

02 de junio 1996 , 12:00 a.m.

La sentencia, cierta y dolorosa, es utilizada por algunos aficionados locales para argumentar su pesimismo en relación con el resultado que puede obtener hoy Perú en su choque contra Colombia, por la segunda fecha de las eliminatorias al Mundial de Francia-98. Y, al tiempo, una tendencia mayoritaria aquí en Lima, producto de la historia reciente del fútbol inca y, en especial, de la goleada sufrida frente a Ecuador.

A través de los medios de comunicación (televisión y prensa, especialmente), los peruanos han sido literalmente bombardeados con mensajes positivos: vamos Perú , la Selección somos todos , podemos ganarles a los viejitos colombianos y otras por el estilo son las frases que intentan motivar a la afición. Por un lado ya lo consiguieron, pues, desde el viernes por la noche los directivos de la Federación Peruana confirmaron que la boletería se había agotado.

Como hace mucho rato no sucedía, los aficionados se despojaron de su incredulidad e hicieron largas filas en los expendios de boletería. A pesar de que los precios de los tiquetes eran considerados demasiado altos para el medio (la entrada más cara cuesta 35 mil pesos), la gente realizó el esfuerzo económico y agotó el papel .

Pero, para algunos esta situación puede resultar como un búmeran, pues, la estrategia de alimentar falsas expectativas haciéndole creer a la afición que el conjunto local tiene verdaderas posibilidades de vencer a un rival de la categoría, los pergaminos y la experiencia de Colombia , a la larga puede degenerar en una nueva decepción.

Es por eso que los mensajes de motivación no alcanzaron para cambiar el pensamiento de los hinchas, que profesan una sincera admiración por los ídolos colombianos, que les hacen recordar a los ases incas del pasado.

La de la mesura salpicada con pesimismo es la tendencia mayoritaria, ya se dijo, pero, no la única. Hay otra que, si bien no posee tantos adeptos, sí tiene voceros más escandalosos: los periódicos sensacionalistas y los personajes que se aprovechan de las creencias de la gente.

Por eso, aquí causó verdadera sensación y trascendió hasta Colombia el hecho que un grupo de curanderos y brujos exorcizara el estadio Nacional, donde se disputará el partido.

Se imagina: si por casualidad Perú le llega a ganar a Colombia, van a pensar que fue por los conjuros de estos tipos y la situación del fútbol nacional continuará siendo un caos , advertía un periodista local, para quien las distancias en un deporte tan competitivo como este no se acortan chuzando muñecos con alfileres.

De cualquier manera, los hinchas peruanos están nerviosos. El corazón les reclama una victoria y la mente les indica que no tienen demasiadas posibilidades para obtenerla. En todo caso, el trabajo mental desplegado por el técnico Juan Carlos Oblitas ha dado ya sus primeros pinitos.

Eso sí, nadie se atreve a pronosticar qué sucederá mañana en este país si al cabo de los 90 minutos de juego la victoria le corresponde a Colombia. Lo único seguro es que la carnicería que se dio después de la derrota contra Ecuador se repetirá...

Leyenda: El director técnico de Colombia, Hernán Darío Gómez.

Ilustración Ofit.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.