LA TÁCTICA Y LA ESTRATEGIA Cinco causas de la caída con Uruguay

LA TÁCTICA Y LA ESTRATEGIA Cinco causas de la caída con Uruguay

ANÁLISIS SUBEDITOR DE DEPORTES Si algo repitió Jorge Luis Pinto hasta el cansancio durante la semana de trabajo en Rionegro fue la pelota quieta, tanto ofensiva como defensiva. Por eso sorprendió que justamente por esa vía llegara el gol con el que Uruguay le quitó el invicto a Colombia en la eliminatoria y la dejó en serio riesgo de quedar parcialmente por fuera de la zona de clasificación al Mundial de Suráfrica. (VER GRÁFICAS: LOS ENSAYOS TACTICOS DE COLOMBIA)

07 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

¿Cuáles fueron las causas de esta derrota? El juego aéreo también fue un problema. Solo iban 14 minutos cuando Sebastián Eguren anticipó a Freddy Guarín, el hombre encargado de marcarlo, y puso en ventaja a Uruguay. Fue la única vez que al equipo de Pinto le ganaron un cabezazo defensivo, pero la más dolorosa. En la parte ofensiva, ni hablar: la defensa visitante se cansó de sacar balones de su área.

Tres esquemas, pocas soluciones. Se le abona al técnico que ensayó todo lo que pudo para buscar una solución a la falta de gol (véase gráfico). Sin embargo, desde el trabajo de la semana intentó cambiar de perfil a varios jugadores (el ensayo de José Amaya por la derecha, la entrada de Dairo Moreno por la izquierda en lugar de Giovanni Hernández): los jugadores se veían incómodos.

El rival también cuenta. Aunque el juego de los uruguayos parecía diagnosticado, no se esperaba tanta presión en Bogotá. Bien lo dijo el técnico Óscar Washington Tabárez, al afirmar que no le temían a la altura: los visitantes corrieron todo el partido, nunca dejaron de apretar y así cerraron las vías hacia su arco para obtener la primera victoria en suelo colombiano en eliminatoria.

El problema de gol es grave. El partido hubiera sido diferente si en los primeros 12 minutos de juego Colombia logra anotar en alguna de las dos llegadas que tuvo con Hugo Rodallega: en la primera, el atacante se paró en la pelota y en la segunda, la tiró afuera a cuatro metros del arco. Después, el equipo no pudo superar la presión de los uruguayos y no volvió a tener una opción tan clara.

Los laterales son un problema serio. Camilo Zúñiga salió bien en los primeros minutos, pero con el correr de los minutos fue perdiendo eficacia ofensiva y defensiva. Muchas veces tuvo que ir Carlos Sánchez a respaldarlo.

Estiven Vélez, por su parte, atacó mal y pasó trabajos para cuidar su banda.

Para el partido con Chile solo hay dos alternativas: Amaranto Perea y Pablo Armero

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.