Fiscal de Corte Penal averiguó por Del Río

Fiscal de Corte Penal averiguó por Del Río

REDACCIÓN JUSTICIA Hace dos meses un ex paramilitar recluido en la cárcel de Popayán se comunicó con la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía en Bogotá con carácter urgente.

07 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Pidió que lo escucharan porque según él, tenía información de primera mano sobre uno de los episodios más cruentos cometidos por los paramilitares del bloque ‘Elmer Cárdenas’ del que hizo parte durante años.

El internó le reveló a la comisión una alianza entre militares y ‘paras’, entre ellos varios altos mandos para incursionar en el Urabá donde las Farc ejercían un inmenso control en ese territorio. De antemano dijo que se refería al entonces comandante de las Brigada 17, general Rito Alejo Del Río, capturado el pasado jueves por agentes del CTI en Bogotá.

En su relato aseguró que se trató de la operación ‘Génesis’, una ofensiva que lanzó el Ejército en febrero de 1997 sobre el sector de Bijao Cacarica (Chocó) para combatir a las Farc. Esto terminó por darle a Del Río el remoquete del ‘Pacificador de Urabá’.

El interno, quien también perteneció al bloque Calima de las Autodefensas, dijo que conoció de primera mano todo lo relacionado con los preparativos de la operación.

Contó que un grupo de militares, bajo el mando de Del Río, se reunió semanas antes de la operación con jefes ‘paras’, delegados por ‘El Alemán’.

Dijo que los ‘paras’ les informaron sobre algunos puntos donde estaban situados campamentos de las Farc, pero alegaron que ‘debían debilitarlos’ antes de que ellos entraran.

Para ello, dice que plantearon la necesidad de que el Ejército soltara sus bombas y ametrallara algunos puntos.

Días más tarde, según su relato, los militares les dieron luz verde y concretaron para que los ‘paras’ pudieran llegar a los sitios sin problema.

“El Ejército bombardeo e hizo presencia. Nos preparó el terreno para que nosotros entraramos”, dijo el ex Auc.

Luego, durante suversión aseguró que el plan había sido consultado con el general Del Río y fue él quien finalmente dio la orden de bombardear.

Tras la operación los ‘paras’ sembraron el terror y asu paso dejaron decenas de desaparecidos y muertos, entre ellos el líder campesino Marino López Mena a quien lo decapitaron por considerarlo ser auxiliador de las Farc y jugaron fútbol con su cabeza.

El ex miembro de las Auc – que no se desmovilizó– sino que fue capturado por las autoridades bajo cargos de homicidio, le dijo a la Fiscalía que estaba dispuesto a colaborar en varios expedientes.

Entonces pidió acogerse a la ley de Justicia y Paz. Su caso está siendo valorado.

Este testimonio, sumado a otras pruebas y declaraciones, entre ellas las de los ex jefes ‘paras’ Salvatore Mancuso y Ever Veloza ‘H.H’, sirvieron de sustento para la detención del polémico general Del Río, quien estuvo en la cárcel dos semanas en el 2001 por presuntos nexos con los ‘paras’. Después de cuatro meses el fiscal Luis Camilo Osorio precluyó su proceso.

Verificaciones en Urabá Desde hace seis meses un equipo de investigadores de la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía, apoyados por el CTI, se dio a la tarea de desempolvar varios expedientes en el que aparecía Del Río.

El equipo viajó al zona e hizo verificaciones sobre los señalamientos. Buscó a las vícttimas y pobladores, testigos de excepción de lo que ocurrió por esos días, entre ellos personas que conocieron el caso del crimen de López.

También contaron con testimonios de desplazados que tras la desmovilización de las Auc decidieron regresar.

Otras declaraciones, que están siendo valoradas revelaron más detalles de la supuesta alianza ‘paras’ y militares.

Otro ex paramilitar dice que esa no fue la única operación en la que actuaron conjuntamente. Recuerda otro episodio según el cual les pidieron ‘apoyo’ a un grupo de militares para atacar un campamento guerrillero, pero que se equivocaron y atacaron a un grupo de pobladores cerca de un cacerío.

Luego, cuenta, los ‘paras’ tuvieron que llegar al sitio y atribuirse algunas muertes de campesinos para no enlodar a los uniformados.

Otro testimonio, que también es revisado por los fiscales, señala a hombres de Del Río que traficaban armas y municiones con las Autodefensas. Según su versión, era un jugoso negocio que mantuvieron durante meses. Las armas, dice, entraban ilegalmente por la costa y llegaban a las Auc custodiadas por algunos militares.

La visita de la Corte Penal Mientras la Fiscalía ahondaba sobre el expediente del general, coincidió con la llegada al país del fiscal de la Corte Penal Internacional Luis Moreno Ocampo.

Durante su corta visita al país, Moreno habló con el fiscal general, Mario Iguarán, sobre variso casos específicos de la parapolítica.

Moreno también tocó el tema de Del Río. Iguarán le explicó que desde meses atrás sus fiscales estaban trabajando en el tema.

También le explicó en qué condiciones, durante la administración de Osorio.

El pasado viernes, el general Del Río cumplió, durante tres horas, su primera cita de indagatoria ante la Fiscalía.

Esta semana continuará la diligencia.

El oficial, en distinots escenarios ha negado cualquier vínculo con los ‘paras’.

Tras su salida del Ejército, varias ONG se han dado ala tarea a denunciar supuestos hechos irregulares de Del Río.

Fiscalía La Fiscalía ha vincula- do al general por el homicidio del campe- sino Marino López (...) En hechos sucedidos hace más de 10 años fue asesinado por las autodefensas”.

El fiscal Mario Iguarán, sobre la situación del general Del Río.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.