SE AGUDIZA EL DISTANCIAMIENTO Pacho, en desgracia

SE AGUDIZA EL DISTANCIAMIENTO Pacho, en desgracia

En momentos en que ya ni Hugo Chávez se atreve a regañar a Álvaro Uribe, Pacho Santos le recomendó valientemente sacar la bandera blanca, preocupado por que el espíritu cada vez más intemperante del Presidente llegue a tener “implicaciones inimaginables a largo plazo”.

07 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Durante el primer gobierno, Pre y Vicepre actuaron como mancornas. Era tal la visibilidad de Pacho, que comenzó a sonar en las encuestas como presidenciable. Su imagen subía como burbuja. Se había vuelto El Santos. Con esa tripleta de combatividad, espontaneidad y bonhomía que caracteriza su manera de ser, venía cumpliendo con lujo sus deberes nacionales e internacionales en la defensa de los derechos humanos y la lucha contra el narcotráfico, el secuestro y la corrupción.

Si hoy sigue jugando este importante papel lo está haciendo de incógnito, porque no se ha vuelto a notar. Y ya no solo salió de las encuestas de presidenciables, sino que también estarían flaqueando sus aspiraciones a la Alcaldía de Bogotá. Comenzó a salir del círculo íntimo del Presidente desde que se convirtió en depositario de la explosiva carta que acusaba al senador Álvaro Araújo y a su padre de secuestro y paramilitarismo, episodio que produjo la salida de la Conchi, ministra estrella, de la Cancillería.

A eso se sumó que, en una entrevista, el Presidente dejó resbalar la insinuación de que la Vicepresidencia se la había lagarteado Pacho, cosa que riñe con la versión de sus familiares de que hasta última hora le solicitaron al Presidente que no lo escogiera para evitarle un daño a la familia Santos y a EL TIEMPO.

Luego comenzaron los rumores de que entre Pacho y Lucho Garzón había más coincidencias que una simple ‘ch’. Que estaban conversando de una posible alianza presidencial para el 2010, cosa que, conociendo el pensamiento del presidente Uribe, le debió caer como una patada.

Sorprendentemente, Pacho se mantuvo invisible postoperación ‘Jaque’, cuando, por su propia historia personal y sus causas cívicas, debería haber estado en primera fila para cobrar este éxito. Se supone que no apareció porque estaba de vacaciones en África, pero de ellas regresó tan silenciosamente como se había marchado. Y así continuó. Su presencia en las marchas del 20 de Julio fue marginal y ni siquiera noté que estuviera en la reciente condecoración de miembros de las Fuerzas Militares.

Hoy no hay duda de que el Presidente y su Vice terminaron partiendo cobijas políticas.

Si eso es así, ¿se imaginan el patatús que le sobrevino a Uribe cuando Pacho salió a recomendarle que le bajara a su belicosidad? En Palacio opinaron que ese debió haber sido un consejo privado, y que le cerró espacios de movilidad política al Presidente. Por eso me pareció hasta suave la respuesta inicial de Uribe: “Que el silencio conduce a la impunidad” y que a él “le da mucha brega quedarse callado”. Pero el verdadero regaño llegó el viernes pasado, en una entrevista con Juan Gossaín. Previa advertencia de que le tenía un gran cariño a su Vice, Uribe aclaró que no era partidario de banderas blancas ni zalamerías, que no practicaba la hipocresía y que era más bien partidario del diálogo eficaz. Y que las banderas blancas se utilizaban para obtener una fotografía en los periódicos.

Evidentemente, Pacho produjo fotografía, más artículo, más apoyo de los gremios y de una gran parte de los uribistas que desconfiamos del estado de perturbación del Presidente.

Por eso creo que, si repite Uribe, algo que no está claro, no será con Pacho, cosa que está clara. Pero a Pre y Vicepre todavía les espera dos años de trabajo “en equipo”. ¿Sí podrán? Por lo pronto me fascinaría saber qué piensa Pacho Santos del tour, patrocinado por ‘Viajes José Obdulio’, de alias ‘Job’ en el Palacio de Nariño.

¡SE ME OLVIDABA! Piedadcita, ¿por qué no te callas?.

PASA PÁGINA 1 - 30 EMIMEN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.