¿Reposición o devolución del dinero? He ahí la cuestión

¿Reposición o devolución del dinero? He ahí la cuestión

Si usted les pregunta a los productores y vendedores de bienes o servicios cuál es el tema más espinoso de los derechos del consumidor, coinciden en que no tienen claro cuándo deben devolver el dinero o cambiar el artículo defectuoso, y cuándo pueden insistir en repararlo.

06 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

El Estatuto del Consumidor (1982) establece que si se repite la falla, siempre y cuando el bien esté amparado por la garantía, el comprador puede pedir que se le cambie por otro nuevo o que se le devuelva el dinero.

No siempre hay que reponer Lo malo es que eso que parece tan claro a primera vista no lo es tanto, porque hoy en día los compradores –muy ilustrados por la televisión, la prensa y la radio– por cualquier falla exigen que les devuelvan el dinero o les cambien el bien por otro.

A veces es porque se les presenta un mejor negocio o porque simplemente cambiaron de parecer.

Y en la carta del reclamo, frecuentemente amenazan con quejarse a la Superintendencia de Industria y Comercio, poner un aviso en la prensa, o “iniciar las correspondientes acciones legales”.

Teniendo en cuenta que esta situación se presenta, la Superintendencia de Industria y Comercio ha entendido que en bienes costosos no siempre procede ordenar el cambio cuando el productor puede reparar o reemplazar las piezas defectuosas para que el bien funcione normalmente, sin incurrir en costos exorbitantes.

Según el artículo 29 del Estatuto del Consumidor, la primera obligación del productor y el concesionario es reparar o reemplazar la pieza defectuosa y, si no es posible, debe cambiar el bien o devolver el dinero.

Reparar, cambiar o la plata Sin embargo, cuando el bien adolece de un defecto de calidad o de idoneidad que impida utilizarlo normalmente, o cuando la falla es común en la mayoría de los artículos de un lote de la producción, no se debe ordenar el cambio del bien por otro, que probablemente tiene la misma falla, sino que el fabricante debe devolver su valor.

Lo aberrante sucede cuando la medida se toma tardíamente y el propietario ha usado el artículo hasta el cansancio. Parodiando a Darío Gómez, “nadie es perfecto en el mundo”, y el productor tiene derecho a que la justicia sea rápida y eficiente, como siempre debe ser.

Incluso, puede ser que la orden de cambiar el bien ya traqueado por uno nuevo no sea legal, porque la Superintendencia no puede pronunciarse sobre una indemnización de perjuicios al propietario, y podría ser que el cambio de lo viejo por lo nuevo implique una condena en ese sentido.

Rodrigo Bueno Vásquez, abogado experto en derecho del consumidor de automotores, rodrigobueno@etb.net.co .

18 meses se demora, en promedio, un fallo de la Superintendencia de Industria y Comercio. Las marcas son cada día más serias y estrictas con la calidad de sus productos y servicios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.