Once días sin saber nada de los Laverde

Once días sin saber nada de los Laverde

Sigue siendo un misterio el paradero de tres personas que desaparecieron el pasado 24 de agosto cuando salieron de una finca ubicada en el municipio de El Rosal –a 25 minutos de Bogotá por la autopista Medellín–-, a cumplir, supuestamente, una cita de negocios en Chía.

03 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Lo cierto es que nunca llegaron a esa población de la Sabana de Bogotá.

Virginia Lora de Laverde, de 73 años; Javier Laverde Lora, de 57, y su compañera sentimental, Angélica Gómez Guzmán, de 34 años, fueron vistos por última vez por los trabajadores de la finca cuando abordaron el campero marca Toyota Rav de color blanco y de placas CJI 807, hacia las 7 de la mañana.

“Es el último rastro que tenemos de ellos. Hasta el momento no sabemos nada”, dijo Édgar Laverde Lora, hijo de doña Virginia.

Y pesar de que se han hecho varias llamadas a los números celulares de los desaparecidos, todas terminan en buzón.

Las familias Laverde y Gómez tampoco han recibido cartas o llamadas telefónicas que les hagan pensar que sus seres queridos se encuentran secuestrados. Ni siquiera hay rastro del vehículo en el que desaparecieron.

El caso ya está en manos del Gaula del Ejército y el CTI de la Fiscalía, que adelantan las investigaciones del caso para dar con el paradero de las tres ciudadanos.

La familia Laverde hizo un angustioso llamado a quienes tienen a sus seres queridos para que los devuelvan lo antes posible. En especial preocupa el estado de salud de doña Virginia, quien requiere con urgencia una medicina para poder sobrellevar el Alzheimer y el Parkinson que padece.

“Los medicamentos que se le están suministrando son Remerón de 30 miligramos, Sinemet de 250 miligramos, Mictasanamina de 30 miligramos y Levodopa-carbidopa de 250 miligramos”, explicó Édgar.

Conoció a ‘Gabo’ Doña Virginia vive actualmente en el municipio de Zipaquirá, en Cundinamarca, junto con su hijo Javier, uno de los desaparecidos.

“Ella toda la vida ha vivido en Zipaquirá. Incluso, en su juventud conoció al nobel Gabriel García Márquez, quien le dedicó a doña Virginia el poema ‘La niña de los ojos azules’”, aseguró uno de sus familiares.

De Javier Laverde trascendió que tiene cuatro hijos y que hace más de diez años tuvo líos con las justicia, pero que en su momento lograron ser superados, explicó su hermano Édgar.

Las personas que tengan información sobre el paradero de estas tres personas pueden comunicarse a la línea 147 del Gaula o al teléfono 2887901 de esa institución

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.