'Guerra' contra las vallas ilegales está al rojo vivo

'Guerra' contra las vallas ilegales está al rojo vivo

La batalla que la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) libra, por primera vez, contra las vallas ‘piratas’ en Bogotá –que son el 95 por ciento de las instaladas en la ciudad–, pasó de castaño a rojo vivo.

03 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Los funcionarios de la SDA y los operarios del Idiprón han recibido insultos verbales, agresiones y hasta amenazas de muerte con revólver, por poner la calcomanía con la frase que denuncia a las “vallas ilegales” y que obliga a los dueños a desmontarlas en un plazo de tres días.

Algunos valleros, en lugar de retirar el armazón con la publicidad, lo que hacen es quitar la calcomanía sancionatoria.

Por esta causa, el secretario Distrital de Ambiente, Juan Antonio Nieto, informó que ya abrió dos procesos sancionatorios y les pondrá multas por 276 millones de pesos a cada una de las firmas que quitaron las calcomanías en dos vallas ‘piratas’, instaladas en el norte de Bogotá.

“La calcomanía que la SDA pone con la palabra ‘ilegal’, equivale a una medida administrativa –explicó Nieto–. Quitarla, sin permiso de la autoridad ambiental, es incurrir en desacato y tiene sanción”.

Uno de los procesos sancionatorios se inició contra la firma que es dueña de la valla puesta en la esquina de la carrera 15 con calle 122, calificada por la SDA como “la más violatoria de todas las instaladas en la ciudad”.

Ese aviso no solo fue montado en una estructura que tenía 24 metros de altura –más elevada que los postes de energía– y su publicidad ocupaba 48 metros cuadrados, sino que el armazón pesaba ocho toneladas y se puso en una vía con menos de 40 metros de ancho.

“La valla, además de que no estaba autorizada, representaba una amenaza para la vida de los vecinos y los peatones, en caso de que se cayera”, manifestó Nieto.

Los inspectores de la SDA contaron que en dos ocasiones intentaron poner sobre el aviso la calcomanía de “ilegal” y en una de ellas fueron amenazados con revólver por el administrador del edificio donde estaba el aviso. Por ello, en una tercera ocasión, para no fracasar nuevamente en el intento, el pasado 5 de agosto, a la medianoche, la jefe de la oficina jurídica de la SDA, Alexandra Lozano, recurrió al alcalde de Usaquén y a 15 policías para señalizar la valla ‘pirata’.

Pero al día siguiente, el 6 de agosto, el dueño le quitó irregularmente la calcomanía a ese aviso, razón por la cual la SDA multará al infractor con los mencionados 276 millones de pesos.

El segundo proceso sancionatorio, lo abrió la SDA contra el dueño de la valla puesta sobre un bar de la calle 51 con carrera 7a., donde bajaron también la calcomanía. “Aun cuando el propietario después volvió a ponérsela, ya había incurrido en desacato”, expresó Lozano.

Otro choque entre funcionarios y valleros ocurrió con una valla, tipo pantalla en movimiento, instalada encima de un parqueadero del parque de la 93. Lo más grave, en este caso, es que mientras había dos conceptos técnicos de la SDA que declaraban el aviso como ilegal, sorprendentemente esa misma entidad, el año pasado, autorizó su funcionamiento por cuatro años.

Ahora, la SDA conceptuó que esta valla-pantalla no cumplía ningún requisito técnico, por tanto, debía desmontarse.

La mayoría es desaprobada En el plan de ‘choque’ que la SDA inició hace cuatro meses para controlar las vallas ilegales, a los valleros les fijó un plazo, hasta el pasado 18 de julio, para que solicitaran el respectivo registro ante la Secretaría.

Un total de 1.153 solicitudes de registro se presentaron , pero las primeras evaluaciones de la SDA arrojan que un 60 por ciento de esas peticiones serán negadas, en la mayoría de los casos porque no cumplen requisitos estructurales ni técnicos. Algunos armazones tienen, además, por lo menos 15 años de antigüedad, no tienen estabilidad y representan un peligro potencial para la vida de un ciudadano, declaró Lozano.

lucgom@eltiempo.com.co .

Piden lo que la norma no exige’ La directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Publicidad Exterior (Analpex), Adriana Arauz, dijo que el gremio está de acuerdo con las medidas tomadas por la autoridad ambiental y que se pongan, incluso, las calcomanías en las vallas “ostensiblemente ilegales”. Sin embargo, dijo, “en algunos casos se está violando el debido proceso y, en otros, se han cometido errores”. Agregó que los valleros cumplieron con la disposición de presentar la solicitud de registro ante la SDA, “pero vemos con preocupación que después de dos meses de cumplir ese trámite, hay demora en las respuestas.

La Secretaría ha negado la mayoría de las peticiones porque exige, por ejemplo, laboratorios de estudios de suelos y memorias de diseños de cálculo, que la norma no exige”.

''La calcomanía que la SDA pone en las vallas ilegales es una medida administrativa. Quitarla sin permiso es un desacato y esto tiene sanción”.

Juan Antonio Nieto, secretario Distrital de Ambiente.

HERJOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.