ALAN GARCÍA NO SERÁ EXTRADITADO

ALAN GARCÍA NO SERÁ EXTRADITADO

El ex presidente peruano Alan García, asilado en Colombia y requerido por el gobierno de su país, no será extraditado, según decisión del Gobierno comunicada a la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores. La decisión será formalizada por el ministerio de Justicia y transmitida, vía diplomática, a la Corte Suprema del Perú.

02 de febrero 1993 , 12:00 a.m.

Los miembros de la Comisión Asesora respaldaron íntegramente al Gobierno colombiano, y expresaron que se trata de una determinación que se ajusta en todo al derecho internacional.

El país, dijeron varios integrantes de la Comisión, ha sido ancestralmente respetuoso del derecho de asilo.

Este instrumento consagra causales típicas de extradición y se encuentra excento de motivaciones políticas para hacer valer eventuales intercambios de reos de justicia, explicó uno de los miembros de la Comisión.

Además de los postulados del derecho internacional sobre la materia, explicó uno de los comisionados, la Constitución colombiana elevó el asilo al rango de derecho humano.

García fue pedido en extradición por la Corte de Justicia de su pais.

Colombia no extraditará al ex presidente peruano Alan García, requerido por la justicia de su país por presunta malversación de fondos y enriquecimiento ilícito.

La decisión será formalizada a mediados de la semana por el Ministerio de Justicia en un oficio que será remitido a la Corte Suprema del Perú.

La postura oficial sobre el tema fue explicada ayer por el Gobierno a la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, durante una reunión de dos horas realizada en la Casa de Nariño.

Los miembros de la Comisión, encabezada por los ex presidentes Carlos Lleras Restrepo y Alfonso López Michelsen e integrada, entre otros, por los parlamentarios José Blackburn, Fabio Valencia Cossio y Alberto Santofimio Botero, respaldaron en su totalidad los planteamientos del Ejecutivo y los hallaron ceñidos al derecho internacional.

El argumento central para denegar la petición peruana se relaciona con la firme tradición de asilo político defendida por Colombia.

Adicionalmente el Gobierno encontró que el requerimiento de la justicia peruana no se ajusta a los postulados del tratado bolivariano sobre extradición, suscrito en 1.911.

Este instrumento consagra causales típicas de extradición y se encuentra excento de motivaciones políticas para hacer valer eventuales intercambios de reos de justicia o extradición, explicó uno de los miembros de la Comisión.

Agregó que a la luz de la Constitución Política colombiana de 1991 la figura del asilo adquirió el rango de derecho humano.

Paralelamente los comisionados argumentaron que desconocer el derecho de asilo ya otorgado a García sería marchar en contravía de convenios aceptados universalmente.

Hace unas semanas una comisión de parlamentarios peruanos vinieron a Colombia para explicar a la Corte Suprema de Justicia y a la Canciller las razones por las cuales el gobierno de Alberto Fujimori estaba pidiendo la extradición de García Los congresistas peruanos también entregaron una serie de documentos que, según ellos comprobaban los supuestos delitos cometidos por García cuando fue Presidente de Perú. El Concordato De otra parte, la Comisión Asesora recibió un detallado informe del Presidente Gaviria y de la Canciller Nohemí Sanín de Rubio sobre el nuevo acuerdo firmado entre Colombia y la Santa Sede para replantear los términos del Concordato que ha regulado las relaciones entre los dos estados.

El Gobierno anunció que en marzo, cuando se reanuda el período legislativo ordinario, enviará al Congreso un proyecto de ley aprobatoria del tratado.

Uno de los puntos fundamentales del Concordato se refiere a la admisión del divorcio como disolvente de los efectos civiles del matrimonio católico.

Los términos del acuerdo serán notificados también a la Corte Constitucional para efectos del respectivo control jurisdiccional.

La Canciller informó que la Comisión ASesora anunció su apoyo a la intención del Ejecutivo de concitar la solidaridad internacional para las víctimas del terrorismo que golpea a Bogotá y a Medellín .

El país lanzar una nueva ofensiva diplomática para conseguir que los paises afectados por el problema del tráfico de estupefacientes respalden efectivamente la lucha para reducir las secuelas producidas por este flagelo.

Otro tema abordado por la Comisión fue el relativo a los tratados de libre comercio y a las proyecciones colombianas respecto a acuerdos como el Tratado de Libre Comercio (NAFTA) firmados recientemente por Estados Unidos, Canadá y México.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.