La U. Europea regaña a Rusia, pero no la sanciona

La U. Europea regaña a Rusia, pero no la sanciona

Los países de la Unión Europea utilizaron palabras fuertes para condenar a Rusia por el conflicto desatado con Georgia, pero no aprobaron ninguna sanción en su contra.

02 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Ayer, durante el Consejo Europeo extraordinario que se celebró en Bruselas, los 27 advirtieron que la relación con Moscú está en una “encrucijada” y le pidieron a Rusia que actúe “de forma responsable”. También se dieron plazo hasta noviembre para analizar si la crisis afectará el “futuro” de las relaciones y suspendieron las negociaciones para un pacto de cooperación, hasta que se verifique la retirada rusa de Georgia.

El documento aprobado critica la “reacción desproporcionada de Rusia” y condena con firmeza “la decisión unilateral de ese país de reconocer la independencia de Abjasia y de Osetia del Sur”, que considera “inaceptable”.

Al respecto, la Unión recordó que cualquier solución debe respetar los principios de “independencia, soberanía e integridad territorial reconocidos por el derecho internacional”. Finalmente, pidió que “las fuerzas militares sean retiradas a las líneas anteriores al desencadenamiento de las hostilidades”.

Nicolas Sarkozy, presidente de Francia y mandatario de turno de la UE, defendió en rueda de prensa la no imposición de sanciones a Rusia, porque “nadie saldrá ganando mostrando los biceps, con sanciones y contrasanciones.

Si un día hay que llegar a eso cada uno asumirá sus responsabilidades, pero el momento no ha llegado y tenemos que mantener la sangre fría. La UE desea una verdadera sociedad con Rusia, pero para alcanzarla hay que ser dos”.

Y el párrafo 9 del pronunciamiento de la UE también muestra por qué no se sanciona a Rusia: “Los eventos recientes ilustran la necesidad para Europa de intensificar sus esfuerzos en materia de seguridad del aprovisionamiento energético”.

Sin embargo, la UE aprobó “una presencia sobre el terreno de observadores civiles para apoyar los esfuerzos para una solución pacífica y duradera de los conflictos en Georgia”. Ahora, los Estados europeos deberán definir si envían a sus funcionarios a Georgia y en qué número, o si se limitan a reforzar la misión ya existente de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

Los 27 también quieren reforzar la relación con Georgia, a cuyos ciudadanos concederán más fácilmente visas para entrar a la UE; de igual manera, se plantean la creación de una zona de libre cambio entre Tiflis y Bruselas.

Finalmente, recordaron la importancia de la cumbre entre la UE y Ucrania, que se celebrará el 9 de septiembre.

La reunión de ayer en Brueselas fue la primera en su tipo desde que la guerra de Irak, en el 2003, provocó un encuentro de urgencia similar

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.