EL AGRO PIDE MODERNIZACIÓN

EL AGRO PIDE MODERNIZACIÓN

El renglón más importante del departamento indudablemente es la agricultura, pero en la misma medida se posa sobre él una nube de incertidumbre que preocupa a los campesinos.

01 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Y aunque es en todo el país donde la agricultura se halla en crisis, en Cundinamarca pasa por un momento especial debido a la reestructuración del departamento que obviamente afectó la organización de la Secretaría de Agricultura, ahora llamada de Fomento Agropecuario.

Son muchas las expectativas que se ciernen sobre esta dependencia y su nueva orientación, no sólo por el temor de los empleados a ser despedidos sino porque no se sabe si la reestructuración traerá nuevas políticas para fortalecer el sector.

Ya existe un nuevo organigrama para la Secretaría donde, según el secretario Fernando Páez Mejía, se ha tratado de reubicar el personal, no de despedirlo .

La antigua organización comprendía tres direcciones de las que a su vez dependían ocho divisiones, las cuales se eliminaron para dar paso sólo a tres subsecretarías, además de las oficinas del Sintap (Sistema Nacional de Transferencia de Tecnología Agropecuaria) y la URPA (Unidades Regionales de Planificación Agropecuaria), que se mantienen.

De la misma forma desaparecieron las granjas y los centros de acopio. Es decir, la Gobernación venderá los de su propiedad y devolverá a los municipios los que les pertenezcan.

Los retos de la nueva Secretaría se centran en garantizar, por un lado, que la corrupción realmente se aleje de la dependencia, y en sacar adelante un departamento rico pero desaprovechado.

Los altos costos de producción, la falta de comercialización, la alta incidencia de problemas fitosanitarios, la escasez de mano de obra, el deterioro de las fuentes hidrográficas y el pésimo estado de las vías son solo algunos puntos que tendrá que enfrentar la Secretaría con sus nuevas políticas de apoyo al campesino.

También la crisis cafetera obliga a esta entidad a atender a los caficultores que decidan diversificar y a trabajar en coordinación con la Federación de Cafeteros.

Situación que no debe ser ajena para los demás renglones, pues la modernización de la Secretaría comenzará a trabajar coordinadamente con las demás entidades del sector para una mayor eficiencia, dice Páez Mejía.

El apoyo decidido a las UMATA y al desarrollo de la comercialización a un nivel competitivo de los productos que se producen en el departamento serán unas de las más importantes políticas dentro de su nueva organización.

Así mismo, el lineamiento general será convencer a los alcaldes y funcionarios de que la manera de obtener recursos para los municipios será presentando proyectos basados en estudios serios y con altos índices de factibilidad.

No podemos seguir desperdiciando los recursos y entregándolos a ciegas. Ahora se racionalizará el gasto y se entregarán los dineros de acuerdo con proyectos serios , dijo el secretario Fernando Páez Mejía.

Los demás programas que desarrollará la nueva Secretaría tienen que ver con el manejo y adecuación de tierras, el desarrollo agrícola y pecuario, el desarrollo económico del sector rural y el apoyo a la gestión del Sistema Nacional de Transferencia de Tecnología Agropecuaria.

Unos mil empleados con retiro voluntario A la media noche de ayer se cerró la recepción de cartas en todo el departamento para aquellos que decidieron acogerse al plan de retiro voluntario para las secretarías de Agricultura y Obras Públicas.

Hasta el jueves en la tarde, según Alicia Maldonado Copelo, directora del Departamento de la Función y la Gestión Pública, se habían acogido 950 personas, de las cuales 874 entregaron su carta de aceptación en Bogotá y el resto en los distritos.

Maldonado Copelo considera que el programa tuvo muy buena acogida, pues fue a unas 1.500 personas a las que se les propuso el programa.

El éxito se debió a la atención personalizada que recibieron los empleados y a que tuvieron suficiente tiempo para pensar en la propuesta y acogerse a conciencia , dijo Maldonado.

El numero total que salió de estas dependencias fue de 1.700 personas, de las cuales 250 no tenían derecho al programa de retiro voluntario por no cumplir con el tiempo exigido para ello.

Esta semana que comienza se lanza el mismo plan para las dependencias de salud, y cuyo plazo para entregar la carta de aceptación se cierra el 15 de julio.

Unas 400 personas deberán acogerse o salir sin los beneficios ofrecidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.