QUIÉN ASECHA AL SUMAPAZ...

QUIÉN ASECHA AL SUMAPAZ...

Sólo los veteranos de Cabrera y Venecia recuerdan sábados de tanto miedo. Los panfletos que corren por las calles de esos pueblos del extremo sur de Cundinamarca conminan a sus alcaldes a renunciar e irse desde ya.

01 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Las calles han estado más desoladas pese a que llegaron más militares y policías. Nadie reconoce saber el origen de los anónimos. Pero callarán algo? Los papeles, a nombre de un autodenominado Muerte a delincuencia guerrillera (Madge), mencionan a los nueve mandatarios de la provincia del Sumapaz. Pero amenazan directamente a Josué Ancizar Cruz Villalba y Luis Arturo Beltrán, quienes ocupan esos cargos en Cabrera y Venecia.

El secretario de Gobierno del departamento, Carlos Roberto Ferro, dice que Sumapaz no tiene las características de las zonas donde operan los paramilitares y se investiga si hay alguna situación de carácter personal o político . Los amenazados dicen que no hay tales diferencias.

Los anónimos dicen que el Madge se trasladó del Urabá a Sumapaz, porque las autoridades no han podido resoilver el problema. También que no se cree en reinserciones, ni amnistiados ni diálogos.

Los anónimos hablan, además, de los ex alcaldes de Cabrera Norberto Avila y Pedro Pablo Riveros; el concejal Jeremías Riveros; el agricultor Eduardo Riveros; el presidente del Concejo, Antonio Guerrero; el ex director de la Caja Agraria Antonio Romero; el periodista Germán Silva; y el director del Núcleo Educativo, Ramón González.

Las cicatrices La violencia ha dejado sus cicatrices en Sumapaz, donde ahora operan el Batallón Baraya, la Brigada Móvil número uno y la estación móvil de Pasca.

Muchos cuentan las décadas pasadas cuando por aquí andaba Juan de la Cruz Varela y se promovió la reforma agraria. Desde entonces la región ha sido relacionada con la guerrilla.

La última alteración de orden público ocurrió en noviembre de 1995 cuando en el ataque contra una volqueta del Ejército murieron un niño y un militar, entre San Bernardo y Cabrera, donde se construye una carretera. Otro menor, dos particulares más y un suboficial sufrieron heridas.

Sin embargo, según los reportes oficiales, este año la situación había sido de tranquilidad.

Sólo en Semana Santa volvió la inquietud para el alcalde de Cabrera cuando un hermano suyo se dirigía en flota a visitarlo. En el trayecto hombres armados interceptaron el carro y debieron ser convencidos de que no se trataba del funcionario.

Para Cruz Villalba, el único alcalde que representa a la Unión Patriótica en el departamento, no es la primera situación amarga. En febrero de 1995, un mes después de posesionarse, recibió sufragios y varias veces la noticia de su muerte fue transmitida por emisoras de la región.

Es una guerra sicológica que afecta a cualquier persona, pero yo no voy a renunciar. Cuando supe de las amenazas hable por el altavoz y dije que sólo lo haría si la gente no me apoya , dice.

En Venecia, el alcalde Beltrán es liberal. El secretario de Gobierno local, Orlando Rodríguez, espera que esto sea una situación pasajera porque no hay motivos para amenazas . Algunos ciudadanos creen que el mandatario debería renunciar.

Un crimen en las calles del pueblo aumentó temor hace sólo unos días. Sólo en los corrillos se dicen verdades que nadie sostendría en otra parte.

Del Madge no hay antecedentes Según los organismos de seguridad, en Sumapaz opera el frente 55 de las Farc. Esa región, en límites con Tolima y Huila, es considerada de tránsito en la cordillera Oriental.

Al suroriente se encuentra el municipio de Uribe (Meta), donde estuvo Casa Verde. El comandante de la Brigada Móvil No 1, general Julio Eduardo Charry, señala que no existe presencia de paramilitares pese a que el mensaje anónimo haya sido suscrito por Madge. Se trata de dementes que quieren perturbar a la región.

Del Madge no hay información ni antecedentes. Su panfleto habla de que ha estado en Urabá y pretende operar en la región cundinamarquesa, donde también está Silvania, Tibacuy, Pasca, Arbeláez, Pandi, San Bernardo y Fusagasugá.

En este último municipio fue asesinado el 30 de junio de 1994 el alcalde Manuel Humberto Cárdenas Vélez, secuestrado días antes supuestamente por una célula de las Farc.

El frente 55 de las Farc, a nombre de esa organización, ha señalado que estaría dispuesto a un diálogo pero no regional, sino nacional. También que no acoge la intervención de tropas extranjeras para resolver el conflicto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.