Debate infantil y decepcionante

Debate infantil y decepcionante

No sé en qué momento me di cuenta de que me había metido en algo que no podía controlar, una bola de nieve que no era el debate que imaginaba que podía provocar mi libro (Armas y urnas: historia de un genocidio político, Planeta, 2008) sobre el caso de la Unión Patriótica, sino una revisión histórica por un lado y una negación de la cruda realidad por el otro.

01 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Tal vez fue cuando un columnista dijo que yo tenía un “sesgo ideológico” o tal vez cuando el asesor presidencial José Obdulio Gaviria utilizó el libro en una entrevista como parte de su argumento en contra de la demanda que los sobrevivientes de la Unión Patriótica tienen frente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos.

Claro que cuando uno escribe un libro espera críticas, distintas interpretaciones y hasta condenaciones. Sin embargo, me ha dejado decepcionado la forma infantil con la cual se sigue abordando el debate sobre la destrucción de un partido político de la izquierda, un acto que dejó una cicatriz sicológica profunda en el país.

En primer lugar, me parece que el Estado está haciendo un esfuerzo por cambiar la historia, intentando culpar a las Farc por haber llevado a cabo una estrategia de combinar todas las formas de lucha, estrategia que era de por sí una equivocación en cuanto tiene que ver con la UP pero que el mismo Estado ha utilizado a su vez para acabar con sus enemigos.

Por otro lado, ciertos sectores de la izquierda han dicho que el libro justifica el genocidio del partido al responsabilizar a las víctimas por haber participado en esa agrupación política auspiciada por las Farc dentro del contexto de conversaciones de paz con el Gobierno al comienzo de los años 80.

Sin embargo, no se puede negar que existía ese nexo con la guerrilla y es además innegable que la guerrilla se fortaleció considerablemente durante esa época. El mismo líder de las Farc, Jacobo Arenas, dijo en una entrevista en 1990 que la guerrilla aumentó de 27 a 60 frentes durante la época de la UP, muchas veces en lugares en los que esta obtuvo excelentes resultados electorales. Lo anterior, se sabe, los convirtió en blanco fácil para sus enemigos.

En ningún momento justifico las acciones de los enemigos del partido, pero en todo momento me pregunto por qué el propio partido no hizo más esfuerzos para desligarse de sus fundadores, sobre todo, una vez que el proceso de paz había fracasado.

El libro, lejos de pretender reducir la historia a una versión simplista de buenos y malos, intenta subrayar los matices y las ambigüedades que ni la izquierda ni la derecha han querido afrontar, como también señalar la consecuente y preocupante reducción de los espacios de participación ciudadana de ese entonces.

Hay muchos factores que se entrecruzan para permitir que un partido político prácticamente desaparezca en seis años, incluyendo un tácito consenso por parte de la sociedad.

* * * * Ahora que el país está buscando un reconocimiento por sus logros en esta guerra, considero necesario buscar modos de cambiar dicha mentalidad y hacer esfuerzos por abordar el debate de éste y otros complejos hechos de la reciente historia de Colombia, con madurez política y sensatez.

Entiendo que el caso de la UP es emocional para muchas personas. De hecho, escribí el libro precisamente porque me conmovió personalmente. Sin embargo, intento mantener la distancia y espero que los demás puedan hacer lo mismo a la hora de juzgar éste y otros esfuerzos por reconstruir esta triste y compleja historia.

*Periodista estadounidense, autor del libro ‘Armas y urnas: historia de un genocidio político’ (Previamente publicado como ‘Walking ghosts’, Routledge, 2004). .

helgon

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.