México se une contra el crimen

México se une contra el crimen

La masiva movilización contra la violencia sin precedentes que azota a México, y que reunió el sábado a casi 300 mil personas en la capital mexicana y otras ciudades del interior del país, dejó una contundente exigencia para que las autoridades adopten acciones eficaces contra el secuestros y los homicidios protagonizados por el crimen organizado.

01 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

En una primera respuesta, ayer, el presidente mexicano, Felipe Calderón, recibió a los líderes de la manifestación ‘Iluminemos México’ y los llamó a formar comités ciudadanos de denuncia de delitos y de vigilancia en los estados y municipios más importantes.

Los 14 grupos ciudadanos que organizaron las manifestaciones le entregaron a Calderón un pliego con 10 propuestas para combatir la delincuencia, pero no dieron detalles. También tenían programado reunirse con el alcalde de la capital, Marcelo Ebrard.

Tras el encuentro con el mandatario, en la residencia oficial de Los Pinos, los organizadores de las marchas se declararon “muy satisfechos” y lo calificaron de un paso importante. Entre los compromisos asumidos por Calderón figura la confección de un mapa integral contra la delincuencia.

En un mensaje a la prensa tras la reunión, el Presidente conservador sostuvo que la masiva manifestación del sábado “inicia una nueva etapa marcada por la mayor fuerza y energía con la cual podemos hacer frente a la criminalidad”, que valoró como el mayor problema de México.

Calderón asumió el cargo hace dos años, prometiendo mano dura contra las bandas de narcotraficantes y otros criminales. Este año, sin embargo, la acción del crimen organizado deja 3.000 asesinatos y unos 400 secuestros.

El detonante Muchos casos más no son denunciados, pues las víctimas temen la participación policial.

Las protestas del sábado se organizaron, principalmente, ante la indignación social causada por el secuestro y asesinato de un adolescente de 14 años, hijo de un acaudalado empresario. El caso provocó indignación pues la fiscalía dijo que un miembro de la policía fue un participante clave en el complot. Así mismo la rivalidad entre banda de narcotraficantes deja una estela de muertes y de cruda violencia, como el hallazgo de 14 personas decapitadas el viernes pasado en Yucatán.

En Ciudad de México, unas 200.000 personas, vestidas de blanco, que coreaban “Ya basta”, entre otras consignas, llenó el sábado el tramo de 4 km entre el Monumento a la Independencia (conocido como El Angel), y el Zócalo la principal plaza de la capital. En otras ciudades el llamado contra los violentos reunió a casi 100 mil personas más.

En Colombia también se han registrado grandes marchas para repudiar los secuestros y la violencia, como la del 4 de febrero pasado, que movilizó a más de un millón de personas en todo el país y que, además, contó con la solidaridad de varias ciudades en todo el mundo.

En la celebración del día de la intendencia nacional otra gran marcha se llevó a cabo en 45 ciudades. En testimonio de algunos de los secuestrados liberados, el país conoció que altos jefes guerrilleros han admitido sentir, en alguna forma, la presión de las movilizaciones.

En Ciudad de México, unas 200.000 personas, vestidas de blanco, que coreaban ‘Ya basta’, llenaron el sábado el tramo de 4 km entre el Monumento a la Independencia y el Zócalo, principal plaza capitalina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.