CAYÓ AVIÓN DE INTER CON 53 PASAJEROS

CAYÓ AVIÓN DE INTER CON 53 PASAJEROS

El HK 3839, un DC-9 que iba con 52 personas a bordo, estaba a punto de aterrizar en el aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena, cuando se produjo el accidente.

12 de enero 1995 , 12:00 a.m.

Detrás de la nave venía otra. Dice el piloto que vio cuando el DC-9 de Intercontinental estalló en el aire y se fue a tierra.

El avión cayó en el corregimiento Flamenco, del municipio de María La Baja, departamento de Bolívar a las 7:40 de la noche.

En el lugar del accidente, según informaciones radiales, apareció una niña, que posiblemente ocupaba la nave.

Sin embargo, la Aerocivil no confirmó el hecho. Incluso, voceros de la entidad afirmaron que era poco probable que se presentara este caso.

El piloto alcanzó a recibir la autorización de la torre de control para descender de 19 mil a ocho mil pies. Después no se supo más.

El accidente ocurrió a 25 millas VOR de Cartagena.

La Aeronáutica solicitó la colaboración de todos los organismos de socorro para prestar toda la atención en el rescate y en el apoyo a los familiares de las víctimas.

Cuando iba llegando al aeropuerto de Cartagena Hasta el cierre de la presente edición sólo había sido encontrada con vida una niña, que fue trasladada al Hospital Universitario de Cartagena. La suerte de los otros ocupantes era incierta.

El avión de Intercontinental de Aviación, HK 3839, con 53 personas abordo se estrelló, a las 7:40 de la noche de ayer, cerca al corregimiento de Flamenco, jurisdicción de María La Baja (Bolívar), cuando se aprestaba a aterrizar en Cartagena procedente de Bogotá.

Hasta el cierre de la presente edición sólo había sido encontrada con vida una niña, que fue trasladada al Hospital Universitario de Cartagena. La suerte de los otros ocupantes era incierta.

En el avión viajaban 48 pasajeros, tres azafatas, el piloto y el copiloto.

La aeronave, un jet DC-9, que partió de Bogotá a las 7 de la noche se reportó por última vez a a las 7:36, a las torres de control de los aeropuertos Rafael Núñez de Cartagena y Ernesto Cortissoz, de Barranquilla, a los que no informó ninguna novedad.

El piloto, Andrés Patacón, pidió autorización para descender de 19.000 a 8.000 pies cuando se perdió contacto con la aeronave.

En esos momentos, el avión se encontraba a 12 minutos de vuelo de Cartagena.

Según declaraciones de Argemiro Vergara, un trabajador de la finca Santaclara, en donde ocurrió el siniestro, el avión habitualmente sobrevolaba la finca, pero esta vez tomó otro rumbo.

Vergara dijo que vio, a las 7:40, el aparato envuelto en llamas en el aire, se desvió y luego se chocó contra una loma, partiéndose dos, cerca a la Ciénaga de María La Baja.

Testigos afirmaron que la explosión se escuchó a varios kilómetros a la redonda y vieron llamas a gran altura.

Una niña sobrevivió Sin embargo, el director de la Aeronáutica, Alvaro Raad, dijo que el avión explotó a 14.000 pies de altura, lo cual fue visto por un piloto que cubría la misma ruta. Igualmente, dijo que la explosión pudo ser provocada por una falla eléctrica o un atentado.

Los campesinos de la región encontraron en la ciénaga, de 2,5 metros de profundidad, a Erika Delgado, una niña de 10 años, que viajaba con sus padres.

Según el reporte médico del hospital de María La Baja, la niña tiene fractura en un brazo y lesión en una pierna. Anoche permanecía recluida en el hospital de Cartagena.

Ella viajaba con sus padres Carlos Delgado y Marina de Delgado y su hermanito Carlos. Los cuatro regresaban a Cartagena después de pasar vacaciones en Bogotá.

Carlos Delgado, de 58 años, es un abogado que trabajaba en una empresa de buceo en Cartagena.

El avión se partió Un campesino de la región dijo que la aeronave se partió por la mitad sobre un terreno a tan solo 10 metros de la ciénaga, por lo que se puede presumir que el piloto trató de acuatizar.

Una parte del avión quedó en tierra, mientras que la otra mitad flotaba anoche en el agua.

Germán Castaño, un persona que esta colaborando en el rescate, dijo que pedazos de la aeronave estaban en el agua pero no se encontraban nada.

La búsqueda se dificulta por la oscuridad en la zona y la única planta eléctrica está a cuatro kilómetros.

El dueño de la finca Santa Clara, Eliécer Acuña, dijo que es complicado llegar al sitio del accidente pues en esta época corre el agua del canal del dique que inunda la siembra de arroz, por lo que se requiere entrar a caballo o a pie.

Por su parte, anoche fue declarada la alerta roja en los hospitales de Cartagena y María La Baja.

Más de cincuenta hombres de las Fuerzas Armadas, la Cruz Roja y la Defensa Civil, participan en el rescate.

En la mañana de hoy saldrán cuatro helicópteros pertenecientes de la Armada Nacional, la Policía y la Aeronáutica.

El primer accidente Intercontinental de Aviación es una empresa del Valle del Cauca que surgió en 1965 y a partir de 1986 tuvo una gran transformación accionaria y administrativa.

La mayoría de sus aviones son del tipo Jet DC-9-15, con capacidad para 85 pasajeros. Estas naves tienen una velocidad de crucero de 901.2 kilómetros por hora a 25.000 pies de altura y una autonomía de vuelo de cuatro horas.

Hasta 1993 la aerolínea tenía 15 aviones de este tipo, y el accidente de anoche es el primero de estas características.

La empresa utilizó primero aviones Curtis y Vicker Viscount que eran de pistón y turbo hélice que básicamente prestaban un servicio regional de transporte de carga y pasajeros en el occidente del país.

Esta compañía es considerada como una de las de mayor crecimiento a nivel nacional. Según datos oficiales, durante 1993 tuvo un crecimiento del 75 por ciento y durante ese año transportó un millón de pasajeros. De hecho es la tercera aerolínea más importante del país, después de Avianca y Aces.

Intercontinental tiene conexiones directas con casi todo el país, así por ejemplo vuela a Bogotá, Cali, Pasto, Popayán, Ipiales, Tumaco, Rioacha, Valledupar, Medellín, Bucaramanga, Barranquilla, Cartagena, entre otras ciudades, y es especialmente fuerte en los viajes a la Costa Atlántica, el Valle y San Andrés. Esto se explica por sus reducidas tarifas y sus constantes planes turísticos.

El mantenimiento de sus aviones los realiza según los patrones diseñados por Macdonnel Douglas y Pratt & Whitney de Estados Unidos; British Aerospace y Roll Royce de Inglaterra y del Brasil.

Comunicado de Aerocivil El director general de la Aeronáutica Civil, Alvaro Raad Gómez, ha impartido instrucciones a los funcionarios y personal técnico de la entidad para que presten toda su colaboración en la operación de búsqueda y rescate del avión de Intercontinental HK 38 39, que se accidentó esta noche en cercanías de Cartagena.

Informaciones preliminares señalan que la aeronave, ocupada por 52 personas, cayó en el corregimiento Flamenco, del municipio de María La Baja, departamento de Bolívar a las 19:40 horas.

El piloto de otra aeronave, que volaba tras el avión DC-9 de Intercontinental, reportó que lo vio explotar en el aire y precipitarse a tierra.

El accidente del HK 3839 ocurrió a 25 millas del VOR de Cartagena cuando acababa de recibir autorización para descender de 19 mil pies a 8.00 pies en el ingreso al aeropuerto internacional Rafael Núñez.

La Aeronáutica Civil ha solicitado además la colaboración de todos los organismos de socorro para atender la emergencia y prestar toda la atención en el rescate, y el apoyo a los familiares de las víctimas.

lISTA DE PASAJEROS del vuelo 264 Paternina Teorina, Elisa López, Antonio Solano, Sonia Jaramillo, Francisco Aquileza, Luis Santacruz, Juan Santacruz, Alvaro Duque, Lucía Cedil, Mauricio Paternina, Hernán Aristizábal, Jorge Jiménez, Andrés Gutiérrez, Carlos Delgado, Mary Delgado, Carlos Delgado, Erica Delgado, María López, Julio Arciniegas, Angel Pana, Dionisio Cuso, Elena Santacruz, Hernando Silva, Norizo Velandia, Oswaldo Delgado, Rogelio Restrepo, Carolina Arizmendi, Natalia Dalaglio, Graciela Santos, Martín Dalaglio, Omar Tizado, Beatriz Fernández, Gina Fernández, Daniel Fernández, Julián Beltrán, Sabastián Beltrán, Guillermo Fernández, Carlos González, Luisa González, Jessie Acosta, Adriana Fernández, José González, Isabel Castellanos, Alejo Pinzón, Rodrigo Beltrán, G. Garzó, Andrés Patacón Forero, piloto, y Eduardo Ríos Bustos, copiloto.

La nave, de la empresa Intercontinental de Aviación, había salido del aeropuerto Eldorado a las 18.40 hora local (00.30 GMT) y 50 minutos después se perdió el contacto radial con la torre de control del aeropuerto de Cartagena.

Según informes de radioaficionados difundidos por la cadena radial RCN, el avión cayó en una hacienda y provocó un incendio de grandes proporciones. Una niña de diez años sobrevivió, dijo un testigo.

El accidente se produjo cerca del municipio de María La Baja, a 800 kilómetros al norte de Bogotá.

El avión se desvió de su ruta y bajó a unos 300 metros, pero se incendió y cayó a tierra partiéndose en dos , agregó el testigo Argemiro Vergara en una entrevista radiotelefónica con RCN.

Se desató luego un un incendio terrible, pero una niña fue lanzada como a diez metros de distancia y solo sufrió fracturas en una pierna y un brazo , agregó.

La nave había sido autorizada para descender a 8.000 pies de altura para iniciar las maniobras de aterrizaje cuando se perdió el contacto con ella , dijo Alfonso Ramírez, presidente de la empresa Intercontinental.

Agregó en una entrevista con RCN que en la zona del accidente no hay montañas y que aparentemente se trató de una explosión a bordo que habría causado el accidente.

El piloto se reportó a las 19.36 horas con la torre de control y no dio informes de ninguna emergencia , agregó.

La empresa Intercontinental de Aaviación solo cumple vuelos de cabotaje en Colombia.

Los peores accidentes Las peores tragedias aéreas ocurridas en Colombia en los últimos años han sido las siguientes: 19 de mayo de 1993. Un Boeing 727-100 con matrícula HK2422X, de la aerolínea SAM, se estrella contra el Cerro del Burro, en el corregimiento de Frontino, en Urrao (Antioquia). Perecieron sus 132 ocupantes, que viajaban de Ciudad de Panamá a Medellín.

Las malas condiciones meteorológicas, la imprecisión en las radioayudas existentes y la carencia de algunas de ellas, así como algunos errores del comandante y de los controladores aéreos produjeron el accidente.

5 de junio de 1992. Un Boeing 737-200, de la Compañía Panamena de Aviación (Copa), que cubría la ruta Ciudad de Panamá-Cali, estalló en el aire en la serranía del Darién; murieron los 47 ocupantes, entre los que se encontraban 36 colombianos.

La víctimas, en su mayoría, eran comerciantes de Cali que traían mercancías del vecino país para vender en Sanandresito.

27 de noviembre de 1989. El Boeing HK-1803 de Avianca explota en el aire cuando terroristas del narcotráfico detonan una carga de dinamita. Perecen las 111 personas que viajaban. El accidente ocurrió a 9 kilómetros del municipio Soacha (Cundinamarca).

17 de marzo de 1985. El Boeing HK-1716 de la empresa Avianca se estrella contra un cerro cuando salía de Cúcuta. En el accidente mueren 143 personas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.