BOLIVIANAS

BOLIVIANAS

EL PRESIDENTE BOLIVIANO, Gonzalo Sánchez de Lozada, recibió ayer a los futbolistas de las selecciones sub-20 de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Paraguay y Venezuela en el Palacio de Gobierno. Sánchez de Lozada hizo un alto en sus actividades oficiales para hablar de fútbol con los jugadores suramericanos, a los que les exhortó a que den alegría a sus pueblos con su arte . Anotó que el fútbol no debe servir solamente para ganar dinero o hacerse famoso, sino para dar alegrías al pueblo.

12 de enero 1995 , 12:00 a.m.

UN GRUPO DE PALOMAS Se instaló en la cancha del estadio Olímpico y motivó varias interrupciones de los partidos Venezuela-Bolivia y Argentina-Perú en la jornada inaugural del Suramericano sub-20. Mientras el personal del estadio se esforzaba por espantarlas, algunos jocosos comentaron que las palomas podían ser utilizadas por los preparadores físicos de las distintas selecciones, cuyos jugadores seguramente se lograrían el mejor estado tratando de alzanzar a las esquivas aves.

EL ARQUERO VENEZOLANO, Arnold Rivera, se ha convertido en uno de los principales galanes de La Paz, ya que aborda en las calles a toda joven bonita que pasa por su lado con piropos llaneros. Rivera, que fue la principal figura del partido entre Bolivia y Venezuela, es uno de los jugadores más alegres y locuaces de la delegación venezolana, según empleados de su hotel. Pero el director técnico de Venezuela, Ratomir Dujkovic, aseguró que al igual que, además de rompecorazones, Rivera es uno de los futbolistas más responsables a la hora de los entrenamientos y de los partidos de su equipo.

BOQUIEABIERTOS quedaron los organizadores del certamen, y los dirigentes de la Confederación Suramericana de Fútbol ante la asistencia al estadio Olímpico de La Paz para presenciar la jornada inaugural del campeonato Juventud de América. El presidente del Comité Organizador, Romer Osuna, había autorizado la venta de apenas 28.000 entradas, pero quedó sorprendido ante la asistencia de poco más de 40.000 espectadores, que hacían largas filas en las puertas de acceso al estadio. Los organizadores tuvieron que vender hasta los recibos de constancia de ventas de entradas, denominadas en este país como tacos , para responder a la demanda. La recaudación de la jornada inaugural alcanzó a los 120.000 dólares.

SIN EMBARGO, para el segundo partido, los juveniles de Argentina y Perú tuvieron tribunas extrañamente desiertas en el estadio. Escasos 5.000 espectadores -de los 40.000 que presenciaron la ceremonia de apertura y el encuentro Bolivia-Venezuela- fueron testigos de la primera victoria argentina por 2-0. Una fría noche, retrasos en el programa oficial y la obligación laboral del día siguiente forzaron un anticipado masivo abandono de aficionados.

UN GRAN NUMERO de residentes argentinos y peruanos asistieron al partido que enfrentó a sus selecciones nacionales sub-20 que participan en el campeonato Juventud de América. Las barras de ambas naciones estuvieron lado a lado en las tribunas, lo que obligó a la Policía a colocar una valla de separación entre ellos para evitar incidentes. El entusiasmo de los residentes peruanos duró hasta que se produjo el primer gol de Argentina, que ganó 2-0. En la tribuna ocupada por los argentinos se vio una pancarta de regular tamaño que decía Chau Menem .

INVOLUNTARIO OLVIDO. Un involuntario olvido obligó al capitán de Bolivia a volver al campo de juego, tras el intenso partido inaugural de su selección con Venezuela. Entre los 40.000 testigos de la victoria local por 2-1, no hubo uno sólo que advirtiera al equipo vencedor que estaba en juego la Copa Mariscal Andrés de Santa Cruz, donada por la embajada de Venezuela en La Paz.

EL MATE DE COCA. La popular infusión conocida en Bolivia como mate de coca , que ayuda al organismo humano a combatir el mal de altura , está reservado para los árbitros del torneo juvenil de fútbol suramericano. Terminantemente prohibido su consumo entre los jóvenes futbolistas, el mate fue agradecido por algunos de los árbitros y jueces de línea que actuaron en los dos partidos y lo probaron antes de salir al campo de juego. No sé de qué altura me hablan , comentó irónico uno de ellos, a propósito de declaraciones de técnicos y jugadores que reclaman por lo inhumano que es el jugar fútbol en La Paz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.