BRASIL ATROPELLÓ A UN DÉBIL PARAGUAY

BRASIL ATROPELLÓ A UN DÉBIL PARAGUAY

La selección Sub-20 de Brasil debutó ayer con una goleada 5-1 sobre Paraguay en la apertura del Grupo B del torneo Juventudes de América, disputado en el estadio Felix Capriles, de esta ciudad boliviana, ante cerca de diez mil espectadores.

12 de enero 1995 , 12:00 a.m.

Los goles brasileños fueron conseguidos por Reynaldo a los 19, 36 y 50 minutos. Aumentaron Glaucio a los 40 y Dedimar, cuando transcurrían 85 minutos. Descontó para Paraguay, González, en el minuto 63.

El dominio de Brasil fue claro y contundente, mostrando en sus jóvenes valores a los futuros profesionales que seguramente consolidarán la calidad de su fútbol por varios lustros más.

Glaucio, Reynaldo y Claudinho dieron lecciones de buen fútbol ante la total inoperancia de los paraguayos que apenas llegaron, casi sin peligro, un par de veces al arco de Fabio durante el primer tiempo.

La goleada se vislumbró a solo 7 minutos del encuentro con un remate apenas desviado de Glaucio, quien mostró nuevamente su calidad con otra fulgurante incursión en el área paraguaya que forzó al golero Limenza a una heróica estirada que salvó su arco.

Ante la fragilidad de la defensa, Brasil presionó desde el mediocampo con Emerson y Ze Elias, que apoyaron eficazmente a Reinaldo y Claudinho, quienes en veloces incursiones perdieron sin embargo, cada cual a su turno, inmejorables situaciones de gol.

Tanto asedio culminó con un notable gol. Un centro de Dedimar que cabeceó Reynaldo a los 19 minutos, hizo justicia al partido ante el infructuoso vuelo del esforzado Limenza.

La cuenta aumentó ante una inapelable falta dentro del área, cometida contra Glaucio. Remató Reynaldo y convirtió su segundo gol al minuto 36.

Brasil sentó sus reales con sendos remates de Dedimar y Glaucio que rebotaron en los palos, en tanto Paraguay, que hasta los 35 minutos no llegó ni una sola vez al arco rival, solo atinó a una defensa desesperada.

Sin embargo, un poco más tarde, el paraguayo Ramirez disparó un tiro libre potentísimo que salió apenas desviado, un remate que envalentonó a sus huestes, quienes ensayaron algunos ataques, entusiastas, pero sin fuerza ni creatividad.

Brasil retomó las riendas y Claudinho recogió un desesperado rechazo de la defensa paraguaya y con tiro fuerte y rasante convirtió el tercero al minuto 40.

El desvelo paraguayo culminó en el primer tiempo con la expulsión de su volante Toledo por límite de faltas.

La brega se reinició con el mismo panorama: Brasil arrollador y Paraguay disminuido defendiéndose. Los albirrojos no aguantaron la presión y cedieron nuevamente ante el ímpetu de Reynaldo que convirtió su tercel gol y cuarto para Brasil al minuto 50.

Descontó Paraguay que por algunos minutos ataca hasta conseguir un tanto en los pies de Gonzalez. Este eliminó a dos rivales para luego rematar cruzado y dejar a Fabio sin chance cuando transcurrían 63 minutos del encuentro.

Brasil aflojó un poco, cuidó a sus jugadores y reguló a voluntad el partido, enfriando cualquier reacción paraguaya, y cuando ésta creció, arremetió con la última estocada que se concretó en un notable tiro libre de Dedimar, que a los 86 minutos convirtió el quinto y definitivo gol.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.