Presupuesto del 2009, fruto de una visión optimista sobre la economía

Presupuesto del 2009, fruto de una visión optimista sobre la economía

En contravía con lo que parecen exigir los vientos que soplan en la economía mundial, el Gobierno radicó el martes un proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) para el 2009 que supera en 13,1 por ciento el de este año. (VER TABLAS)

31 de julio 2008 , 12:00 a.m.

Los expertos dicen que, a primera vista, el plan de gastos puesto a consideración del Congreso, que suma 140,5 billones de pesos, no evidencia un esfuerzo por ayudar a controlar asuntos tan preocupantes como la inflación, la revaluación y las tasas de interés.

La tesis del Ejecutivo es que las dificultades económicas son temporales.

Por eso, uno de los supuestos a partir de los cuales construyó el PGN es un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 5 por ciento.

Inclusive, los técnicos que lo elaboraron están convencidos de que en este mismo semestre se recuperará el ritmo que traía la economía colombiana, que el año pasado creció por encima del 8 por ciento (ver ‘Gobierno apuesta por un crecimiento de 5%’).

A esto se suman unos pronósticos optimistas sobre recaudo de impuestos y venta de activos como Isagén (ver ‘Así se financiará el gasto’).

Lo que dicen los críticos Para los analistas, en cambio, el simple hecho de que el aumento del Presupuesto duplique el de la inflación deja mucho que desear.

“Si bien hay un esfuerzo por presentar un presupuesto austero, igual crece mucho y sigue generando déficit fiscal para el Gobierno. No es el mensaje adecuado para ayudar a moderar la revaluación”, señala Juan Camilo Restrepo, ex ministro de Hacienda.

Mauricio Reina, de Fedesarrollo, opina que el Presupuesto ha debido registrar un recorte efectivo en las finanzas públicas, que reflejara un superávit fiscal, producto de los mayores ingresos que han llegado en años anteriores. “Seguimos con poca voluntad”, concluyó el investigador.

En una especie de respuesta anticipada, el mensaje presidencial que acompañó el proyecto de Presupuesto para el 2009 afirma que este sí se formuló atendiendo la capacidad fiscal del país. “Se realizó una cuidadosa priorización del gasto, privilegiando el gasto social”, reza el texto del Gobierno Nacional.

Los gastos que más ‘engordan’ En cuanto a los gastos que se dispararán el año próximo, hay rubros que crecen muy por encima del 13,1 por ciento general.

Es el caso de los subsidios a los combustibles, que se multiplicarán por ocho como resultado de las altas cotizaciones internacionales del crudo, que inciden en los precios al consumidor y que, según el Gobierno, no se cargan a los conductores. Estos pasan de 687.000 millones de pesos este año a 5,9 billones para el 2009.

Así mismo, como una de las prioridades gubernamentales –además de la infraestructura para la competitividad– será la inversión social, se destinarán más recursos a los programas con esa orientación. El aumento del gasto en estas iniciativas será de 49,36 por ciento, al pasar de 1,14 billones de pesos este año a 1,7 billones.

Dentro de estos programas, el que tiene un mayor crecimiento es Familias en Acción. Los gastos para este rubro crecen 62,09 por ciento entre el 2008 y el 2009, al pasar de 828.690 millones de pesos a 1,34 billones.

Sin embargo, la directora del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Carolina Rentería, aclaró que el aumento en el número de beneficiarios –de 1,5 millones de familias hoy a 3 millones al terminar el 2009– se cargará a los gastos del 2010.

Por el lado de la Política de Seguridad Democrática, los gastos de inversión, que este año estuvieron cerca de los 3,8 billones de pesos (crecieron más de 2 billones de pesos en relación con el 2007), se mantendrán prácticamente en el mismo nivel, con 3,3 billones de pesos en el 2009.

Nómina de lujo La razón es que el sector defensa pretende continuar con la compra de equipos con tecnología de punta, entre aviones, helicópteros de transporte, carros blindados, material de artillería y equipos para la Armada Nacional.

Incluido el funcionamiento, a este sector se irán 20,3 billones de pesos.

Hay que destacar que solamente la nómina se lleva 7,74 billones de pesos, que la convierten en la más costosa.

En lo que toca a las pensiones, para el año entrante se destinaron 3,7 billones de pesos más que este año. Pasarán de 18,2 billones de pesos a 21,9 billones, lo que implica un crecimiento de 20,3 por ciento.

El aumento se debe en buena parte al Instituto del Seguro Social, cuyas reservas se le agotaron en el 2004. Desde entonces, las pensiones bajo su órbita se cargan al Presupuesto General, a lo que se suma la liquidación de la EPS de esta entidad.

Los pagos de las mesadas pensionales de los ex funcionarios, que se cubren hoy con recursos del presupuesto y actuales cotizantes, quedarán por completo a cargo de la Nación a partir del año entrante.

Gobierno apuesta por un crecimiento de 5% Las circunstancias externas y lo que está además pasando en el ámbito interno del país en materia de precios, de menores crecimientos del comercio, de la industria y hasta de desaceleración, no le restan optimismo al Gobierno.

Y si bien en la actualidad los técnicos del Ministerio de Hacienda y Crédito Público y de Planeación Nacional siguen en el análisis de las cifras para determinar si reducen la meta de crecimiento para este año o no, para el año entrante tienen claro que le apostarán a un crecimiento de la economía del 5 por ciento.

Es más, en el texto del mensaje presidencial, reconocen que ha habido dificultades, pero dicen que son más bien temporales.

Los técnicos también agregan a su planteamiento, con mucha seguridad, que en el segundo semestre de este año “se retomará el ritmo de crecimiento que se traía”.

Y añaden que el Gobierno trabaja “para garantizar que el crecimiento económico para el año 2008 se ajuste a la meta que inicialmente habíamos establecido, que es del 5 por ciento”.

En lo que toca a la tasa de cambio, las perspectivas mejorarán. Para el año entrante los técnicos le apuestan a que ésta se situará en un promedio de 1.948 pesos, con una devaluación promedio de 2,3 por ciento.

En lo que toca a la inflación para el año entrante, en un aparte del Marco Fiscal de Mediano Plazo se estima en 4,5 por ciento.

En cambio, para este año, a lo largo del Presupuesto el Gobierno señala que cerrará en 6 por ciento, es decir, 1,5 puntos porcentuales más que el límite máximo de la meta para este año fijada por el Banco de la República.

Así se financiará el gasto Los gastos que el Gobierno Nacional planea para el año entrante por 140,5 billones de pesos, se financiarán con mayores recaudos tributarios, con recursos de diferentes fondos con el de regalías, con la venta de Isagén y otros activos y con deuda, básicamente.

Por el lado de los impuestos, la meta es recaudar 75 billones de pesos, que con relación a la meta de este año, implica 7,2 billones de pesos más.

Y dentro de estos, los que mayor crecimiento registrarán para las cuentas del Gobierno es el impuesto de renta.

Se proyecta que por este gravamen ingresen 4,7 billones de pesos más que este año. Pero se debe tener en cuenta dos cosas: por un lado, que el año entrante se declarará y pagará por el año gravable 2008, el que en materia de crecimiento no ha registrado resultados óptimos y sin duda se reflejará en el recaudo de renta.

Además, para este año, la tarifa de renta baja un punto más y es de 33 por ciento.

En las cuentas también están los recursos que el Gobierno planea desacumular del Fondo Nacional de Regalías por 1,7 billones de pesos, cuyos recursos se irán a financiar parte de la inversión en infraestructura para la competitividad, para lo cual se requiere el visto bueno del Congreso.

Pero además, el Gobierno cuenta con 3,2 billones de pesos que le llegarían por la venta de Isagén (3 billones) y otros activos.

''Si bien hay un esfuerzo por presentar un presupuesto austero, igual crece mucho y sigue generando déficit fiscal para el Gobierno. No es el mensaje adecuado”.

Juan Camilo Restrepo, ex ministro de Hacienda.

'' (En la formulación del Presupuesto del año entrante) Se realizó una cuidadosa priorización del gasto, privilegiando el gasto social”.

Dijo el presidente Álvaro Uribe en el mensaje que acompañó el proyecto.

''Seguimos con poca voluntad del Gobierno para recortar efectivamente las finanzas públicas y reflejar un superávit fiscal”.

Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo.

9.000 funcionarios se incorporarán el año entrante a la Rama Ejecutiva, que pasará de tener 509.000 empleados a contar con 518.000.

5,9 billones de pesos se destinaron para los subsidios a los combustibles, significativamente más que los 687.000 millones de este año.

3,2 billones de pesos se gastarán en contingencias: sentencias, reliquidación de pensiones, reparación a víctimas del conflicto y deudas pensionales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.