ANTECEDENTES

ANTECEDENTES

31 de enero de 1906: En la frontera entre Ecuador y Colombia se registró un sismo que es, hasta hoy, el más fuerte que se ha registrado en la historia de la humanidad. No hay datos ciertos sobre víctimas o daños. El terremoto tuvo una intensidad de 8,9 grados en la escala de Richter, de 1 a 10.

20 de enero 1995 , 12:00 a.m.

29 de julio de 1967: El mismo día en que un terremoto dejó 300 muertos en Venezuela, en Colombia un temblor de 5 grados en la escala de Richter y con epicentro en el sur de Antioquia ocasionó la muerte de 10 personas en Antioquia, Chocó, Boyacá y Santander. El sismo es recordado porque se sintió en por lo menos la mitad del país y semidestruyó por lo menos cinco iglesias consideradas monumento nacional.

3 de abril de 1973: Una persona murió y 10 resultaron heridas durante un sismo que tuvo epicentro en Anserma (Caldas) y que sacudió a todo el occidente de Colombia.

24 de abril de 1973: La población de Jardín (Antioquia) fue el epicentro de un sismo de 4,20 grados en la escala Richter que se registró a la 1:47 de la tarde y que dejó una víctima fatal y cincuenta damnificados.

30 de agosto de 1973: En todo el departamento de Santander se sintió el temblor que tuvo epicentro en Betulia con 4,5 grados en la escala Richter. Tres personas resultaron heridas.

18 de abril de 1974: Un sismo de 4,5 grados en la escala de Richter dejó 14 muertos y 10 heridos en varios municipios de Santander. El movimiento se originó en San Andrés, una pequeña población de ese departamento.

9 de julio de 1974: Ese día prácticamente desapareció del mapa Santa María La Nueva, una pequeña población ubicada en la frontera entre Panamá y Colombia. En esa población murieron 10 personas, en tanto que otras 20, todos indígenas, murieron en Punta Ardita. El sismo tuvo una intensidad de 7 grados en la escala Richter .

30 de agosto de 1977: Apartadó, en el Urabá antioqueño fue el epicentro de un sismo con intensidad de 6,6 grados, que dejó un muerto y una veintena de heridos.

23 de noviembre de 1979: Cuarenta y dos personas murieron y 500 resultaron heridas como consecuencia de un sismo de 6,5 grados en la escala Richter con epicentro en Manizales que se sintió en todo el viejo Caldas. Pero la tragedia se aumentó, pues la angustia de los habitantes de Manizales ocasionó cinco muertes por infarto cardíaco.

12 de diciembre de 1979: La tragedia llegó al Pacífico. Tumaco, Guapi, El Charco y por lo menos 10 poblaciones más de los departamentos de Cauca y Nariño quedaron semidestruidas por uno de los sismos más fuertes de la historia de la humanidad: 8,1 grados en la escala Richter y 10 en la Mercalli. Murieron 680 personas, 100 más desaparecieron, 1.200 resultaron heridas y hubo 80 mil damnificados.

25 junio de 1980: Trece personas resultaron heridas durante un sismo con epicentro en Versalles (Valle) con intensidad de 5 grados en la escala Mercalli.

26 de noviembre de 1980: Un sismo con epicentro en Arboletas (Norte de Santander) destruyó 38 casas y dejó 25 heridos en el oriente del departamento. La intensidad del sismo fue de 6 grados en la escala Mercalli.

18 de octubre de 1981: Un sismo de 7 grados en la escala Mercalli dejó cuatro muertos en el oriente de Colombia y 6 en el occidente de Venezuela. El epicentro se registró en un corregimiento ubicado entre Cúcuta y el municipio de Rubio en el estado venezolano de Táchira.

31 de marzo de 1983: El dolor marcó eternamente a Popayán a las 7 de la mañana de ese Jueves Santo. El sismo, de 5,5 grados en la escala Richter y con epicentro en El Tambo, dejó 250 muertos y 10 mil damnificados y prácticamente destruyó la zona histórica de Popayán. Durante 1:45 minutos la tierra se sacudió. Las ceremonias religiosas se suspendieron para dar paso a una penosa tarea de remoción de escombros y rescate de cuerpos. La imagen de los entierros colectivos en el destruido cementerio local se quedó en la memoria del país entero.

14 de julio de 1989: Durante 15 días se registraron en la zona del volcán Cumbal por lo menos 5 sismos de baja intensidad que, aunque no dejaron muertos ni heridos, sí destruyeron un centenar de viviendas y dejaron igual número de familias damnificadas.

17 de octubre de 1992: Durante tres días toda Antioquia se sacudió. Las víctimas fatales fueron cinco, y los heridos cerca de 50 pero los daños fueron millonarios; 114 familias de Murindó perdieron todo. La población quedó prácticamente destruida. Los sismos generaron la explotación de un volcán submarino y de uno terrestre de lodo, el Cacahual.

6 de junio de 1994: La tierra se sacudió en la tierra de los indígenas Paeces. El desbordamiento del río Páez, originado por el sismo de 4,5 grados en la escala de Richter, dejó más de 1.100 muertos y 30 mil damnificados. En los tres días siguientes al primer movimiento se registraron 800 réplicas que incrementaron el número de víctimas iniciales.

15 de agosto de 1992: Aunque no hubo víctimas fatales, el sismo que se presentó a las 3:02 de la tarde, con epicentro en Tuluá (Valle) se sintió en Cauca, Valle, Risaralda, Antioquia, Caldas y Quindío. El sismo fue de 5,4 grados en la escala de Richter, pero a 96 kilómetros de profundidad. Hubo algunos destrozos en pequeñas poblaciones del Viejo Caldas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.