Secciones
Síguenos en:
Pablo Ardila vende su casa, pero sin animales

Pablo Ardila vende su casa, pero sin animales

Luisa Plata, la novia de Pablo Ardila, le abrió a EL TIEMPO las puertas de la casa cuya decoración generó tanta polémica.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
26 de julio 2008 , 12:00 a. m.

Las abrió con una sola condición: no fotografiar los animales. Entonces, como trato es trato, no mostraremos los trofeos de caza pero sí aclararemos varios mitos.

Sí, la casa está a la venta pero no está a nombre de Pablo Ardila. De hecho, es propiedad de una sociedad y no hay ninguna inmobiliaria buscando comprador.

No, los animales no se incluyen porque fueron cazados por Pablo, disecados e importados desde África. Para él este es un deporte, que se practica en el lejano continente así como en Colombia se hace con el toreo y la fiesta brava.

Sí, hay un salón de tiro al blanco, con tres polígonos.

No, no toda la casa está decorada con animales disecados. Sólo dos grandes salones exhiben sus trofeos.

Sí, fue diseñada por el famoso arquitecto Rogelio Salmona hace unos cinco años a petición de Ardila (como la que sería la casa de sus sueños).

Precisamente, la construcción guarda los lineamientos por los que se reconocen las obras de Salmona: techos altos y curvos, es atravesada por un larguísimo espejo de agua que finaliza en cascada y la mayoría de los muros internos son grandes páneles de vidrio. Podría decirse que tiene un estilo similar al de la Biblioteca Virgilio Barco.

Los 2.600 metros cuadrados están dispuestos en una parcela de 5.600 metros, bordeada por una cristalina quebrada. Por esto no pagan acueducto, simplemente tratan el agua para el servicio de la casa.

Seis salas con dos chimeneas, el espejo de agua, dos comedores, la cocina, tres habitaciones con baño y vestier, enmarcados por varios corredores y terrazas para disfrutar la vista sobre La Capital, componen la segunda planta.

La primera planta está bajo tierra y alberga los ambientes más especiales: el salón de tiro al blanco que se cierra con una antiquísima puerta de madera maciza con aplicaciones de metal, la sala de televisión y el salón de juegos (donde Pablo armaba sus miniaturas). También está la zona húmeda, que incluye los salones del jacuzzi, el del baño turco y el de la cámara de bronceo.

La zona de servicios se compone de lavanderías, aposentos para el personal y los escoltas, centro de vigilancia, dos cuartos de refrigeración y 10 parquederos cubiertos.

La tercera planta se dedicó al estudio y a la habitación principal, que más parece un apartamento adicional por las dimensiones del walking closet -que incluye mininevera y bar-, y los ambientes individuales para vestieres, tocador, jacuzzi, ducha y sanitarios. El cuarto está totalmente automatizado. Desde una palm se manejan persianas, sonido y proyector de TV.

Y, por último. Sí, sí han hecho ofertas. Una de las más simpáticas fue la de un locutor de radio que la solicitó para arriendo, pero apenas ofreció 100 millones mensuales.

¿Que cuánto vale la casa? Piden 6,2 millones el metro cuadrado por 2.600 de área construida. Unos 9 millones de dólares.

‘‘ Pablo pasó de tener esta casa por cárcel a vivir en La Picota, mientras se resuelve su situación. Aún no han llamado a los supuestos testaferros” Luisa Plata, cirujana plástica y actual novia de Pablo Ardila

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.