Secciones
Síguenos en:
Colegio para choferes en días de pico y placa

Colegio para choferes en días de pico y placa

REDACCIÓN BOGOTÁ A Parmenio Matamoros, de 50 años, varios de sus colegas conductores de buseta le dijeron entre risas: “A la edad que tiene ya quedó bruto, déjese así”.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
26 de julio 2008 , 12:00 a. m.

Matamoros pasó por alto el comentario y siguió firme en su empeño de aprender a leer y a escribir y graduarse como bachiller. Ahora solo le faltan dos meses para terminar la primaria.

Este hombre, oriundo de Samacá (Boyacá), sale de la casa a las 4 de la mañana para trabajar como conductor en la ruta Fontibón–Chapinero, de la empresa Cootranspensilvania, y retorna a las 11 de la noche.

A pesar del poco tiempo libre que le queda, decidió aprovechar el día de ‘pico y placa’ para ir a clases y hacer las tareas, a diferencia de la mayoría de los conductores que dedica ese día a descansar o a llevar el bus al taller.

“De niño no tuve la oportunidad de estudiar. A los 14 años llegué a Bogotá para trabajar en los campos de la Sabana y sólo sabía escribir mi nombre”, cuenta Matamoros.

Parmenio Matamoros estudia un día a la semana, desde las 7:30 de la mañana hasta el mediodía, y junto con él hay otros 600 adultos que tienen entre 25 y 70 años de edad (conductores de buses y taxis, algunos en compañía de su esposa) que cursan los ciclos de primaria y bachillerato en la Fundación Latinoamericana para el Liderazgo de los Transportadores (Fulltrans).

Para Matamoros lo más difícil ha sido aprender matemáticas, pero está dispuesto a no faltar a las clases de química, física, biología, inglés o filosofía que deberá cursar en los próximos dos años, tiempo que le tomará validar el bachillerato.

“Contrario a lo que piensan muchos compañeros del gremio, pienso retirarme del servicio urbano en el futuro y dedicarme a un trabajo menos estresante, un negocio o ser conductor en otro gremio”, manifiesta Matamoros.

El colegio para conductores funciona desde hace dos años y medio como centro de educación formal en el barrio Santa Sofía, en Barrios Unidos, y ya cuenta con seis promociones de bachilleres.

Fredt Orlando Torres, de 53 años, conductor desde hace 17 años, está próximo a graduarse. El ejemplo de otros conductores lo motivó a terminar el bachillerato que había dejado inconcluso en tercer grado.

“Nunca es tarde para estudiar –dice Torres–, mi anhelo siempre ha sido ser abogado. Uno puede progresar sin importar la edad, y se puede llegar a tener una carrera intermedia, como mecánica diésel o electricidad automotriz para disfrutar por lo menos algunos añitos, y puede que a uno le vaya bien”.

Paralelo a las clases de primaria o bachillerato, los alumnos tiene la opción de tomar un curso de titulación de conductores que les dicta el Sena en el mismo lugar.

“Se aprende a ser más culto y más atento con los usuarios. El gremio de los conductores es difícil y la sociedad lo tiene ‘marcado’, algunos son imprudentes y muy groseros, pero si uno tiene educación se pueden evitar muchos accidentes”, agrega Torres.

La pensión mensual en Fulltrans cuesta 54 mil pesos. Sin embargo, la Aseguradora Solidaria de Colombia patrocina 227 medias becas a las que pueden acceder los conductores de estratos 1 y 2, los que vinculen a su esposa o los que cumplan con la asistencia a todas las clases.

Uno puede progresar sin importar la edad que se tenga. Pronto seré bachiller y mi anhelo siempre ha sido ser abogado”.

Fredt Orlando Torres tiene 53 años y es conductor de servicio público

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.