Secciones
Síguenos en:
‘Las ratas caen de los techos’

‘Las ratas caen de los techos’

“Áquí en Villa Luz quien ande por la calle, hacia las 11 de la noche, ve cómo centenares de ratas corren por los techos de las casas. En la mía, por ejemplo, por las noches los ratones caen del cielo raso y en el día, salen por las tazas de los baños”.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de julio 2008 , 12:00 a. m.

Así ,Walter García, un estudiante de 24 años, contó la invasión de ratas que padecen él y más de un centenar de familias en Villa Luz, unbarrio ubicado en el noroccidente de Bogotá, cerca del aeropuerto Eldorado.

Las ratas que suben por los ductos de aguas lluvias y se meten por entre las tejas corridas de las edificaciones de dos pisos, se multiplicaron en Villa Luz al punto que hoy –dijeron varios afectados– en algunas casas cada día caen o matan en las trampas entre 5 y 20 roedores.

“Yo he atrapado en estos últimos tiempos más de 25 ratas. Nuestra tolerancia ya llegó al límite”, agregó García.

Las ratas convirtieron en “dormitorios y criaderos” los techos de 130 edificaciones de Villa Luz, debido a que hace unos 10 años la Aeronáutica Civil les puso en los cielos rasos unos ‘colchones’ antirruido de fibra sintética para aislar el fuerte ruido producido por los aviones que sobrevuelan esa zona.

“Con el tiempo –expresó García– los plásticos que protegían los colchones se rompieron y las ratas aparecieron. Hoy no hay casa que no las tenga”.

Los habitantes que arman todos los días trampas para atrapar a los roedores, alzan las que caen de los techos y recogen sus excrementos, deben soportar también el fuerte olor a orín de los roedores, cuando el sol calienta.

La situación que viven las familias fue denunciada por el edil de la localidad de Engativá, Jairo Jaramillo, quien el viernes pasado le pidió al hospital de Engativá la desratización en ese sector.

La gerente del hospital, Diana Margarita García, informó que ayer se inició el censo de las 130 casas afectadas y la desratización comenzará hoy a las 7 de la mañana.

Consuelo Martínez, coordinadora de medio ambiente del hospital, y funcionarios de la misma entidad, comenzaron a instruir a las familias sobre las precauciones que deben tener, sobre todo con los niños, aguas y alimentos, tras la colocación de las trampas y raticidas en tejados, cielos rasos y puntos principales de las construcciones

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.