Secciones
Síguenos en:
Esos ronquidos ruidosos y peligrosos

Esos ronquidos ruidosos y peligrosos

Roncar no es, en sí mismo, una enfermedad. Pero cuando la intensidad de los ronquidos es tal que altera el sueño del compañero y hay periodos en los que se deja de respirar, seguidos de un gran esfuerzo para inhalar, ya se considera un problema de salud. (VER INFOGRAFÍA: EL RONQUIDO)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de julio 2008 , 12:00 a. m.

Se trata de síndrome de apnea obstructiva del sueño, una interrupción de la respiración nocturna durante más de 10 segundos. Esto se debe al colapso de las vías aéreas superiores, que produce la vibración de la garganta y desencadena el ronquido.

A veces hasta la misma persona puede despertarse por su propio ruido o por la sensación de que se está ahogando.

Estas personas pueden sentir dolores de cabeza (sobre todo en las mañanas) y tienden a quedarse dormidos, a causa de la falta de descanso, mientras ven televisión, leen, asisten a una visita o manejan.

Con el paso del tiempo puede registrarse pérdida de la atención, de la capacidad de concentración y del interés por las actividades usuales; además se vuelven irritables y depresivos.

Obstrucciones anormales La apnea está muy relacionada con la obesidad y el sobrepeso. Sin embargo, se sabe que hay factores genéticos y anatómicos especiales que hacen a algunas personas más susceptibles de padecerlo.

Son factores de riesgo para tener este síndrome el consumo nocturno de alcohol y el tabaquismo. La hipertensión arterial, la enfermedad coronaria, las arritmias, el hipotiroidismo y la disfunción sexual son enfermedades altamente relacionadas con este problema.

También hay que anotar que un factor causal importante de la apnea es la obstrucción parcial o total del flujo de aire a través de la nariz y la garganta, debido a crecimiento de las amígdalas o las adenoides, úvula o campanilla grande, desviaciones importantes del tabique nasal o la presencia de pólipos o quistes en los senos paranasales.

En esos casos se debe considerar la cirugía como solución de estas anomalías.

El ronquido es un problema tanto de quien ronca como de las personas cercanas. No obstante, el roncador tiende a negar su problema.

De allí que si tiene alguno de los síntomas enunciados, lo mejor es que consulte para que estudien su caso y se determine el tratamiento más adecuado a seguir.

* INTERNISTA, NEUMÓLOGA, TESORERA DE LA ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE MEDICINA INTERNA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.