Escándalo por nepotismo en Congreso de Venezuela

Escándalo por nepotismo en Congreso de Venezuela

No obstante que el chavismo es una especie de cuerpo político sin fisuras en Venezuela, la Unión de Trabajadores y Empleados de la Asamblea Nacional –considerado como el ‘sindicato bolivariano’ del Parlamento– denunció el despido ilegal de 60 trabajadores y la contratación fraudulenta de al menos 40 personas allegadas a la presidenta del Congreso, Cilia Flores.

16 de julio 2008 , 12:00 a.m.

La denuncia había sido ventilada por los principales diarios locales, El Universal y El Nacional, cuyos reporteros recibieron sendas recriminaciones por parte de Flores, que los acusó de “mercenarios de la pluma” y de protagonizar una campaña de descrédito en contra de la institución.

Pero esta semana, el propio sindicato bolivariano rompió el silencio, lo que hace aún más significativa la denuncia. Su secretario general, William Díaz, confirmó a EL TIEMPO una serie de vicios en el concurso que se llevó a cabo en octubre del 2007 para ratificar y/o elegir a casi 900 empleados parlamentarios.

“Se nos dijo que el concurso tuvo como finalidad regularizar la situación de todos los trabajadores, pero el jurado de ese concurso estuvo conformado por puros directivos de la Asamblea y el resultado es que hay gente que no participó y quedó, y otra que en la evaluación quedó de segunda y por arte de magia pasó al primer lugar. Y entre los seleccionados hay al menos 40 familiares y amigos de la presidenta Cilia Flores”.

Peor aún, Díaz confirmó que dos de los siete miembros del jurado fueron una prima y la nuera de Flores, Numidia Flores y Magaly Gutiérrez.

La primera avaló la contratación de al menos 6 de sus familiares, además del director de Seguridad de la Asamblea, Bladimir Flores, primo de la presidenta; y la segunda, el ingreso a la plantilla legislativa de su esposo, su madre y otros cuatro familiares.

Hasta inhabilitados Otro miembro del jurado promovió el ingreso de su hija y también se aprobó el ingreso de la esposa del diputado Darío Vivas, a quien la Contraloría inhabilitó para trabajar con el Estado por 3 años.

Según las leyes venezolanas, una persona no puede evaluar a sus familiares en los concursos para optar a un cargo de empleado público.

Ante estos señalamientos, la presidenta del Parlamento dijo hace: “Aquí ingresó mi familia y yo me siento bien orgullosa de que sean mi familia y los defenderé en esta Asamblea Nacional como trabajadores y defenderé los concursos públicos, no sólo yo, también esta Asamblea y la mayoría de los diputados y diputadas revolucionarios y revolucionarias”.

Algunos diputados solicitaron la apertura de una investigación para aclarar el tema, pero la directiva de la Asamblea nacional no avaló la petición.

‘‘Soy miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela, pero no me quedó más remedio que denunciar esto”.

William Díaz, secretario general del sindicato de la Asamblea Nacional.

CORRESPONSAL DE EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.