‘No pensé regresar como Canciller’

‘No pensé regresar como Canciller’

Tres cargos lleva en su espalda Riad Malki: canciller, ministro de Información y portavoz de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) del presidente Mahmud Abbas. Durante su visita a Bogotá intentaba reconocer a través de las ventanillas de su auto diplomático lugares antes recorridos o alguna cara conocida, como si los cinco días de visita no le alcanzaran en la ciudad que lo vio graduarse como ingeniero en 1981.

09 de julio 2008 , 12:00 a.m.

Malki, uno de los funcionarios palestinos más importantes que ha venido a Colombia en los últimos años, habló en un español con dejos bogotanos de la delicada situación que atraviesa su pueblo en medio de las divisiones internas, de las negociaciones de paz y la violencia con Israel.

¿Cómo terminó estudiando ingeniería en Colombia? Es un reflejo de cómo vive el pueblo palestino, disperso en todas partes del mundo. Yo tenía familiares que vivían en Colombia. Estaban en San Andrés y me interesó venir, buscar un lugar y estudiar. Apliqué para la Javeriana, estudié la lengua diariamente y me aceptaron.

Fue un tiempo feliz, 5 ó 6 años, lo mejor de mi vida. Le debo a Colombia mucho. Me dio la carrera, maduré a nivel humano y profesional, y dejé amistades. Treinta años después vuelvo a ver si puedo reconectarme con mis amistades, con el ambiente. Yo sé que 5 días no son suficientes.

¿Con qué propósito viajó? Cuando me entrevisté con el canciller colombiano Fernando Araújo en Buenos Aires, en una cumbre de cancilleres, y descubrí que fuimos colegas de ingeniería en la Javeriana, me agrado. Él me extendió una invitación y no pude sino aceptarla.

Es muy importante ver cómo podemos desarrollar las relaciones bilaterales Palestina-Colombia. Hay mucho potencial, no solo a nivel político y de intercambio, sino a nivel educacional, de la medicina, cultural y comercial también. En mi entrevista con el presidente Uribe, él pidió acelerar ese proceso para llegar a firmar acuerdos y convenios. Además, porque hay muchos palestinos de origen colombiano que viven acá y allá.

La cumbre a Anápolis abrió el camino para que se proclamara antes de fin de año un acuerdo de paz. Faltan 5 meses y no hay resultados...

Si queremos juzgar los resultados de Anápolis hoy día, no tenemos nada en la manos para decir que hay algo positivo. Pero aún faltan cinco meses. Se pueden hacer muchas cosas si existe voluntad. Las negociaciones hasta ahora han sido bilaterales. Ya es oportuno que la comunidad internacional intervenga de forma positiva. Hay que ser optimistas. ¿No teme que con el fin del gobierno Bush se pierda el impulso de Anápolis? Corremos ese riesgo. Cuando hay cambio de administración estadounidense se pierden días, meses y a veces años. Pero teniendo en cuenta las características de los dos candidatos, quizás no. Tenemos a (John) McCain que ha mostrado interés de seguir la senda de Bush. Y si elige a Condoleezza Rice como fórmula, significa una continuación del proceso. Si (Barack) Obama gana, ha dicho que va a empezar donde el presidente (Bill) Clinton terminó, es decir que vamos a avanzar rápidamente en un acuerdo palestino-israelí. Lo que nos preocupa es que durante el empalme de la nueva administración haya un vacío. Por eso, si se da ese vacío, esperamos que sea ocupado por la Unión Europea.

Ud. habla de la voluntad de las dos partes. Pero hay una tercera: el movimiento Hamas, que domina la Franja de Gaza...

Siempre hubo un acuerdo cuando Hamas formaba parte del gobierno de que daba toda autoridad al presidente Mahmud Abbas para continuar las negociaciones con Israel. Él tiene todo el mandato. Cuando llegue a un acuerdo, éste debe presentarse a un referendo. Si el pueblo palestino apoya ese acuerdo entonces todos, inclusive Hamas, deben también reconocer ese resultado.

Pero hay una realidad: Gaza está controlada por Hamas, y Cisjordania, por la ANP. Sin embargo, como gobierno estamos manteniendo la responsabilidad hacia Gaza. Unos 70 mil empleados públicos reciben su sueldo de nuestra parte en Gaza. Nuestro presidente lanzó una iniciativa de dialogo comprensivo que puede llevarse a cabo en Egipto para resolver las diferencia y unificar al pueblo palestino y las facciones. Queremos ir a las negociaciones con Israel bien unificados, porque eso nos ayuda a confrontar la presión de Israel.

Israel sabe que somos muy débiles si negociamos Cisjordania y no representamos a Gaza.

¿Los contactos de Israel con Hamas, Hezbolá y Siria no desvían la atención de las negociaciones con la ANP? No, porque Israel esta negociando con Hamas o Hezbolá sobre un tema especifico: la liberación de soldados israelíes. ¿Cuál es su percepción de la tregua actual entre Israel y Hamas, que ha sido violada de parte y parte? El objetivo de la tregua es levantar el bloqueo sobre la Franja de Gaza, y evitar el lanzamiento de misiles contra Israel, y las incursiones militares israelíes. Si nosotros podemos salvar la vida de tantos inocentes palestinos e israelíes es muy importante. Por eso estamos en favor de la tregua.

Mantenerla quiere decir salvar la vida de muchos inocentes palestinos e israelíes.

Vea hoy en CityTV y lea en eltiempo.com la entrevista completa

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.